¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Mercedes-AMG ONE, un híbrido enchufable de altos vuelos y 1.063 CV combinados

Ya no es un prototipo ni un proyecto, el Mercedes-AMG ONE es una realidad y el fabricante nos muestra la versión de producción en serie y matriculable. Es lo más parecido a un Fórmula 1 que se puede conducir por vías públicas y reservorio del saber hacer de Mercedes en varios años de competición en la máxima categoría.

El corazón del bólido es el sistema híbrido enchufable E PERFORMANCE, que combina un motor V6turboalimentado de gasolina y 1.599 cc con cuatro motores eléctricos; el MGU-K de 90 kW mueve el turbocompresor hasta las 100.000 RPM, el MGU-H de 120 kW está unido al cigüeñal y los otros dos MGU-FL y MGU-FR, empujan en el eje delantero con 120 kW cada uno. La potencia combinada es de 1.063 CV o 782 kW, y el par máximo no viene en la ficha técnica por la complejidad de medirlo (tal cual). Es el «eco-V6» definitivo.

Su peso en orden de marcha es de 1.695 kg, por lo que tiene una relación de 1,6 kg/CV. Alcanza los 352 km/h, velocidad máxima autolimitada electrónicamente

El motor de combustión interna, con doble sistema de inyección directa/indirecta, puede girar hasta 11.000 RPM. Este motor, por sí solo, puede entregar 422 kW/574 CV a 9.000 revoluciones y tiene una potencia específica de 359 CV por litro. Los motores eléctricos permiten una respuesta inmediata al acelerador, según el modo de conducción. El sistema funciona a 800 voltios y tiene tracción total, siendo el eje delantero el 100% eléctrico.

En cuanto a la parte enchufable, sus baterías refrigeradas por líquido acumulan 8,4 kWh, que apenas permiten circular 18 kilómetros en modo eléctrico. En España no optaría al distintivo Cero por su escasa autonomía eléctrica. De hecho, solo carga a 3,7 kW en corriente al terna, pero la capacidad de recuperación de energía es muy alta. Seamos serios, no es para meter un Fórmula 1 por el centro, es un hiperdeportivo y es para lo que es, en circuito no se quedará sin batería.

Una de las formas de reducir la polución al máximo es que precalienta los catalizadores antes de que el motor de gasolina arranque, por lo que cuando empiezan las emisiones las partes tóxicas se neutralizan más rápido. Por otra parte, en el modo más radical -solo para circuito- necesita 7 segundos para acelerar de 0 a 200 km/h (doscientos, no es una errata) o 15,6 segundos hasta 300 km/h. Otro detalle importante, la caja de cambios del eje trasero es manual robotizada y de siete relaciones.

Este coche tiene toda la parafernalia tecnológica que Mercedes-Benz puede ofrecer, como suspensión push-rod y aerodinámica activa, varios niveles de ayudas al conductor, sistema de infoentretenimiento (es un dos plazas), vectorización del par en el eje delantero, etc. El comunicado de prensa no indica el precio, pero tranquilo, si preguntas por el precio del Mercedes-AMG ONE es que nunca podrás permitírtelo.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame