Ya falta menos para que el Autopilot mejorado de Tesla funcione (de nuevo) en todo el mundo

Desde 2019 todos los Tesla que se han vendido vienen con el sistema Autopilot de serie, un asistente de conducción semiautónoma de Nivel 2 que permite aunar el control de crucero adaptativo, la frenada de emergencia, el aviso de vehículos en el ángulo muerto y el asistente de mantenimiento de carril. Es el nivel básico.

Por encima hay dos sistemas, el «Piloto automático mejorado» o «Enhaced Autopilot / EAP» (según mercados), y el sistema FSD o «Full-Self Driving». Este último está disponible exclusivamente en Estados Unidos y Canadá en fase beta restringida -solo los conductores con mejor historial de conducción acceden a la beta- aunque Tesla lleva años facturando por esta capacidad hardware y software para ir «de A a B» incluso en áreas urbanas sin las manos en el volante.

Recientemente, Trevor Page (@Model3Owners) interpeló a Elon Musk en Twitter, pidiéndole que el cliente pudiese elegir si quiere el paquete básico (Autopilot), la versión avanzada o el FSD. Dado que el FSD cuesta su dinero y no todos van a apreciar la diferencia, la versión avanzada podría bastar. Elon Musk le respondió con un simple: «de acuerdo» o «vale», según entendamos el término «Ok».

En el configurador oficial para España el «Piloto automático mejorado» tiene una tarifa de 3.800 euros para los Model 3/Y, e incluye: «Navegar en piloto automático, Cambio de carril automático, Autopark, Summon y smart Summon». El sistema FSD, no disponible en Europa a nivel funcional todavía, oficialmente se llama «Capacidad de conducción autónoma total», y además de las funciones del «Piloto automático mejorado» se suma el «Control de semáforos y señales de stop y (próximamente) Autogiro en vías urbanas». Esto último cuesta 7.500 euros.

Tesla retrasó la llegada de Autopilot avanzado y FSD a Europa, porque no cumplen la normativa, lo cual no es óbice para cobrar la funcionalidad por anticipado en sus coches. La explicación es que los coches se equipan de fábrica con el hardware necesario para la conducción semiautónoma, basada en cámaras (Tesla Vision) y ultrasonidos, y si el cliente paga el extra un día se le activará el software para que funcionen.

En función del mercado, está disponible el Autopilot básico y los otros dos no, o uno de ellos. El tuit de Elon Musk lo podemos interpretar como que, a nivel mundial, los propietarios de Tesla podrán elegir qué sistema quieren en función de lo que están dispuestos a pagar y el valor añadido que les proporcione a sus coches. Eso siempre estará sujeto a que EAP y FSD cumplan la normativa local, por supuesto.

Vía | Teslarati

Compártelo: