¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Este espectacular BMW i4 con 4 motores es un prototipo del próximo M3 eléctrico

El pasado mes de agosto, BMW presentó un prototipo eléctrico que, aunque se basaba en el i4, ocultaba en su entrañas un conjunto propulsor de cuatro motores. Este vehículo, que ahora ha sido pillado por primera vez fuera del circuito, está siendo utilizado por la compañía como banco de pruebas para sus futuros deportivos eléctricos firmados por M.

Nuestro protagonista es un cruce entre un i4 M50 y los M3/M4 térmicos. Su frontal procede directamente del M4 CSL; además, los pasos de rueda están notablemente ensanchados. Por supuesto, equipa un potente equipo de frenos carbocerámicos. La zaga es la única parte que se mantiene relativamente similar al modelo original.

Es poco probable que la actual generación del i4 reciba una versión de estas características, pues los órganos mecánicos que se están testando con esta mula de pruebas se utilizarán en la futura plataforma Neue Klasse (2025), no en la actual CLAR. Por lo tanto, posiblemente el próximo Serie 3 eléctrico (que retomará la denominación i3) cuente con una variante M de cuatro motores.

Y es que Frank Weber, jefe de ingeniería e investigación y desarrollo de BMW, confirmó recientemente que la plataforma Neue Klasse no solo admitirá configuraciones de uno (Single Motor) o dos propulsores (Dual Motor), sino que también permitirá la instalación de hasta cuatro unidades (Quad Motor) capaces de entregar 1.360 CV (1.000 kW) de potencia.

BMW i4

El próximo BMW Serie 3 eléctrico retomará la denominación i3

«El vehículo más exigente que tenemos es un producto M de alto rendimiento. Lo que podéis esperar de esta arquitectura Neue Klasse no es solo flexibilidad a nivel de batería. También puede tener una arquitectura de un solo motor súper eficiente, una arquitectura de dos motores, y puede incluso ofrecer una arquitectura de cuatro motores de hasta un megavatio«.

Las ventajas de esta configuración son muchas, no solo por las prestaciones que ofrece la combinación de cuatro motores, sino también por el nivel de control que permite. «La potencia y el par de los motores eléctricos se pueden dosificar con tanta precisión que la demanda señalada a través del pedal del acelerador se puede realizar a un nivel que es inalcanzable con los sistemas de transmisión convencionales«.

«La electrificación nos abre grados de libertad completamente nuevos para crear dinámicas típicas de M. Y ya vemos que podemos explotar este potencial al máximo, de modo que nuestros deportivos de alto rendimiento continuarán ofreciendo la combinación incomparable y típica de M de dinámica, agilidad y precisión en un futuro libre de emisiones», explicaba hace unos meses Dirk Häcker, jefe de desarrollo de BMW M.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame