¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El BYD Qin L será un híbrido enchufable que arrasará a los modelos de combustión occidentales en China

Esta noche se pondrá a la venta un nuevo, y van unos cuantos, modelo de BYD. Será el Qin L DM-i. Una denominación que identifica a los híbridos enchufables, y que llega de la mano de un cuerpo dentro del segmento D, un diseño atractivo, y un precio más barato de lo esperado.

Su propuesta ha sido catalogada por los medios locales como un conjunto que «será capaz de arrasar a los coches de combustión extranjeros en el mercado chino

Se trata de una berlina híbrida enchufable de 4.83 metros de largo, con un diseño exterior que nos recuerda mucho al BYD Han eléctrico, con una parrilla, faros y luces traseras muy características. El diseño general es simple y elegante, sin estridencias, con un planteamiento que recuerda también algo a los diseños de grupos occidentales, como el del Volkswagen Passat.

El interior muestra un nuevo estilo de diseño minimalista, que enfatiza el pragmatismo, y ya no hay diseños personalizados o estridentes. Desde este punto de vista, se parece más a los grandes super ventas del mercado chino, como el Nissan Sylphy o el Toyota Corolla, que puede ser aceptado por consumidores de todas las edades y tiene un público más amplio.

El equipamiento también será más generoso, con elementos como asientos delanteros ajustables eléctricamente, equipados con calefacción y ventilación.

Además, gracias a la nueva arquitectura de plataforma, Qin L utiliza suspensión delantera independiente MacPherson y suspensión trasera independiente multibrazo. En comparación con la suspensión trasera no independiente con barra de torsión, muestra una sensación de conducción más sólida.

Dentro del equipamiento de serie también hay espacio para las ayudas a la conducción, y el Qin L contará con la nueva generación del sistema DiPilot de BYD, que incluye control de crucero adaptativo, piloto automático inteligente, advertencia de cambio de carril, monitoreo de punto ciego, etc.

BYD Qin L DM-i

Pero el gran protagonista de esta nueva versión del Qin es el sistema híbrido enchufable de nueva generación DM5.0 +, que se combina con una plataforma dedicada para acoger un sistema enchufable de nueva generación, lo que permite sacar el máximo partido al espacio disponible.

Estará equipado con un conjunto que combina un motor gasolina atmosférico de 1,5 litros y un motor eléctrico, con una potencia máxima de 120 kW. La versión de acceso está equipada con una batería de 10,08 kWh, que le proporcionan una autonomía eléctrica de 80 km bajo el ciclo CLTC y un consumo medio de 3,8 l/100 km.

La versión de mayor capacidad monta un motor de 160 kW y una batería de 15,8 kWh, que le proporcionan una autonomía eléctrica de 120 km CLTC y un consumo de combustible de 3,98 l/100 km. Una versión que además añadirá carga rápida, que permitirá recuperar la autonomía eléctrica en menos de 20 minutos.

En cuanto a los precios, todavía no se han hecho oficiales, pero una filtración ha permitido ver que el Qin L DM-i arrancará en los 99.800 yuanes, o 12.662 euros al cambio para la versión más económica.

Esto será un duro golpe para sus rivales extranjeros, como el Toyota Corolla, uno de los más vendidos en los últimos años, que en China en su versión híbrida convencional arranca en los 132.900 yuanes, algo más de 16.800 euros al cambio.

Un precio del BYD que será difícil contrarrestar por las marcas foráneas, que se tendrán que enfrentar a un modelo más equipado, con mejor sistema de propulsión y un precio más de un 20% por debajo de sus versiones más económicas. Un verdadero golpe sobre la mesa de una BYD empeñada en enterrar a los sistemas de combustión tradicionales, y que con este Qin L parece que va por el buen camino.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame