¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Un coche híbrido causa un incendio en un garaje de Sevilla, pero los medios no tardan en culpar a un eléctrico

La madrugada del pasado 12 de junio, cerca de sesenta familias tuvieron que ser desalojadas de un bloque de viviendas en el barrio sevillano de Pino Montano después de que se declarara un incendio en el garaje subterráneo del edificio. Cerca de treinta vehículos se vieron afectados, pero por suerte no hubo que lamentar pérdidas humanas, ya que el incidente se saldó con dos heridos.

Según informa el diario ABC, la conclusión preliminar de la investigación llevada a cabo por la Policía Científica es que el fuego se originó fortuitamente en un vehículo híbrido. En total hicieron falta diez dotaciones de bomberos con más de cuarenta efectivos para sofocar las llamas. Una semana después, todas las familias siguen desalojadas, y muchas han perdido sus automóviles.

Si echamos un vistazo a las noticias que cubrieron el incidente inmediatamente después de los hechos, constataremos que la mayoría recogía como origen más probable del incendio un coche eléctrico… aunque en ese momento no hubiera ninguna prueba que lo demostrara.

Esta no es la primera vez que ocurre algo similar. Sin ir más lejos, el año pasado diversos medios culparon a una moto eléctrica de un incendio en un edificio de apartamentos en Hanói que dejó 56 muertos. Sin embargo, la policía vietnamita terminó concluyendo que el fuego se había iniciado en una moto de gasolina.

Las cifras noruegas no dejan lugar a dudas: los coches eléctricos se incendian menos que los térmicos

Los coches eléctricos tienden a incendiarse menos que los térmicos

De acuerdo con la Oficina de Estadísticas de Transporte y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, por cada 100.000 vehículos vendidos de cada tecnología se incendian 3.474,5 híbridos, 1.529,9 térmicos y apenas 25,1 eléctricos. Dicho de otra forma, los coches híbridos son mucho más propensos a quemarse, en contra de la creencia popular.

Las estadísticas publicadas por la Agencia Sueca de Contingencias Civiles van en la misma dirección: los coches con motor de combustión interna son 19 veces más propensos a incendiarse. En 2022, un total de 24 eléctricos e híbridos enchufables se prendieron fuego (es decir, apenas un 0.004% del total de BEV y PHEV en circulación), frente al 0.08% de los modelos gasolina y diésel.

«Los coches eléctricos rara vez se incendian, y con mucha menos frecuencia que los de gasolina y diésel. También vemos que cuando los eléctricos se queman, rara vez afecta a la batería», señalaba el año pasado en una entrevista Kjetil Solberg, de la Dirección de Protección Civil de Noruega. Los BEV supusieron el 82.4% de las ventas de turismos nuevos en el país escandinavo durante 2023.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame