¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Toyota sorprende con un revolucionario método para revertir la degradación de las baterías

Un equipo de científicos de los Toyota Central R&D Labs (Laboratorios Centrales de Investigación y Desarrollo de Toyota) en Japón ha creado un método para revertir la degradación de las baterías de iones de litio y extender su vida útil. El sistema permite desterrar definitivamente el miedo a tener que cambiar una batería vieja por pérdida de capacidad, un problema que por otro lado no es demasiado común.

Los investigadores de Toyota han descubierto que, mediante la inyección de una serie de sustancias químicas específicas en una celda degradada, prácticamente se recupera su capacidad original. Esto se debe a que se desencadena una reacción que genera más partículas cargadas; es decir, iones de litio y electrones.

El «reactivo de recuperación» puede restaurar hasta el 80% de la capacidad original de una batería. Las pruebas realizadas por el equipo han demostrado que una batería reparada siguiendo este método mantiene su rendimiento durante 100 ciclos de carga/descarga. Los test también han mostrado su eficacia en baterías de diversos tamaños, incluidas las utilizadas en vehículos eléctricos.

Habría que señalar que el sistema de Toyota no funciona en aquellas celdas que hayan sufrido daños estructurales, por lo que para determinar si la inyección servirá para «rejuvenecer» una batería, primero deberá someterse a una evaluación. Eso sí, no se descarta que la inyección conlleve algunos efectos secundarios, motivo por el que probablemente se deban realizar pruebas adicionales para su validación.

Toyota

Toyota sigue desarrollando su próxima generación de baterías

Toyota lleva años trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías de baterías. En 2023 presentó su road map para los próximos años, que culminará a finales de la década con el desembarco de sus anticipadas baterías de electrolito sólido, las cuales prometen autonomías de unos 1.000 km y cargas en 10 minutos (10-80%).

Sin embargo, antes habrá varios avances previos. En 2026 llegarán sus baterías líquidas «Performance» (800 km de autonomía, carga en 20 minutos, un 20% más baratas que las del bZ4X), mientras que en 2026-2027 lanzará unas baterías LFP de estructura bipolar (600 km de autonomía, carga en 30 minutos, un 40% más baratas que las del bZ4X).

En 2027-2028 le tocará el turno a las «High-Performance» (1.000 km de autonomía, carga en 20 minutos, un 10% más baratas que las «Performance»), también con estructura bipolar. Las de estado sólido llegarán a la vez que estas últimas, pero su producción inicial será relativamente limitada, ya que para 2030 apenas tendrá capacidad para fabricar 10.000 automóviles equipados con ellas.

Fuente | Joule

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame