¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El próximo Citroën C4 será radicalmente diferente y buscará poner la movilidad eléctrica al alcance de todos

El próximo mes de octubre, Citroën presentará el restyling de mitad de ciclo del actual C4. Aunque se trata de uno de los modelos más importantes de la firma de los chevrones, durante meses se ha especulado con la posibilidad de que, una vez finalice la vida comercial de la tercera generación, la compañía discontinúe la saga para centrarse en otros productos como el C3 Aircross.

Esto también dejaría en el aire la supervivencia de la planta española de Villaverde (Madrid), que se encarga exclusivamente de su producción. Hace unas semanas, la factoría fue excluida del PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) del Vehículo Eléctrico y Conectado debido a que todavía no se le había asignado un nuevo modelo tras el C4.

De acuerdo con el medio británico Autocar, el C4 finalmente sí que tendrá una cuarta generación, si bien será radicalmente diferente a sus predecesores. Pierre Leclercq, jefe de diseño de la marca, ha confirmado que su equipo se encuentra trabajando en un automóvil asequible y práctico inspirado en el prototipo Oli [all-ë]. No ha señalado explícitamente que se corresponda con el C4, pero todo apunta en dicha dirección.

«Vamos a poner en circulación un coche muy parecido al Oli. Va a influir en otro modelo que vendrá después [de los C3 y C3 Aircross], y será bastante excepcional«. Aunque tanto el C3 como el C3 Aircross incorporan algunos rasgos de diseño tomados del concept car, véase los grupos ópticos en forma de C, ambos de desarrollaron en paralelo al prototipo, por lo que su influencia ha sido limitada.

Citroën ë-C4

El Citroën C4 se inspirará en el prototipo Oli [all-ë]

Esto no ocurrirá con el próximo C4. «Puedo decir que la intención con el Oli y el coche que llegará a las calles es funcionalidad, innovación y precio: movilidad para todos». En un principio, su debut debería tener lugar en 2027, coincidiendo con el final de la carrera del C4 actual, que se asienta sobre la plataforma CMP del grupo Stellantis.

Su sustituto en cambio podría emplear la STLA Smart (también conocida como Smart Car), desarrollada para coches eléctricos asequibles. Ya empleada en los antes mencionados C3 y C3 Aircross, esta arquitectura se caracteriza por su enorme flexibilidad. Thierry Koskas, CEO de Citroën, ha insinuado que esta base sustentará a un modelo a caballo entre el C3 Aircross y el renovado C5 Aircross. «Todavía no hemos llegado al final de los desarrollos realizados sobre la plataforma Smart Car. Habrá más coches basados ​​en ella».

Fuente | Autocar

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame