¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Ferrari cambiará las baterías de sus deportivos PHEV para proteger su valor de reventa. ¿Y con sus futuros eléctricos?

Ferrari va a por todas con la electrificación. Cero dudas en Maranello con su estrategia de apostar por los superdeportivos eléctricos y los híbridos enchufables, a pesar de la desaceleración de la demanda y de que otros fabricantes están replanteándose sus objetivos en el corto y medio plazo. Como decíamos, no es el caso de Ferrari, que no obstante sigue también decidida a mantener sus superdeportivos de gasolina durante el máximo tiempo posible.

El SF90 Stradale permitió a los italianos empezar a meterse en el terreno de los híbridos enchufables de producción, tecnología ya presente también en los SF90 Spider, 296 GTB y 296 GTS.  Ahora, estamos en vísperas de otro momento histórico en la historia de la mítica marca de Maranello: a finales del 2025 debería llegar el primer superdeportivo eléctrico del Cavallino, del que se sabe de momento muy poco.

La tecnología PHEV ha vuelto a ser protagonista en Ferrari, pero no precisamente porel lanzamiento de un nuevo modelo. Se trata de los nuevos programas de Extensión de Garantía HíbridaWarranty Extension Hybrid») y «Power Hybrid», que harán que la marca lleve cabo una tarea de mantenimiento de sus vehículos que, seguramente, aporte un extra de tranquilidad a sus afortunados conductores.

Los conductores del Ferrari SF90 Stradale se beneficiarán de los nuevos programas lanzados por la marca.

Reemplazo programado de baterías en Ferrari

De cara a preservar y proteger el valor de reventa de sus superdeportivos híbridos enchufables, Ferrari reemplazará las baterías de alto voltaje cuando cumplan su octavo y su decimosexto año desde su fabricación. Sabedora que las baterías pierden eficiencia con el paso de los años y de su uso, el fabricante italiano, que ya ofrece una garantía de serie de 5 años para los componentes de sus mecánicas PHEV, ha decidido llevar a cabo esta medida cuanto menos interesante.

De esta forma, lograrán «preservar el rendimiento y la excelencia» de sus coches, además de poder aprovecharse de los futuros desarrollos y de la última generación en baterías, «que garantizará el mismo rendimiento que la batería original», asegura la marca en su comunicado.

«Los servicios se pueden adquirir en paquetes renovables de dos a cuatro años y pueden ser activados por cualquier concesionario Ferrari, independientemente del año de producción. Incluso los que ya no tienen garantía de fábrica (los 3 primeros años del vehículo), pueden activar los programas después de una inspección técnica por parte del personal del concesionario Ferrari», explica la marca.

¿Cuál es pues la condición para el cambio programado de batería? Pues extender la garantía de fábrica de los componentes híbridos, de 5 años, hasta el octavo año: gracias al programa de Extensión de Garantía Híbrida, la marca sustituirá la batería sin coste adicional. Por otra parte, el programa Power Hybrid permitirá extender dicha garantía del año 8 al 16, volviendo a tener la sustitución de la batería al final de ese período sin mayor coste.

La marca no ha confirmado los precios que sí tienen estas extensiones de garantía, pero las fuentes de Automotive News Europe afirman que estos programas tendrán un coste de unos 7.000 euros cada año. Además, han asegurado que esta nueva estrategia se aplicará también al primer superdeportivo eléctrico de Ferrari que se presentará el año que viene.

El CEO de Ferrari da nuevas pistas de su primer superdeportivo eléctrico y manda un aviso sobre las marcas chinas

Como decíamos antes, Ferrari está llevando a cabo pasos decididos en favor de la electrificación. Acaban de estrenar nuevo laboratorio para investigar celdas de baterías de litio y nueva fábrica en Maranello que les permitirá tener hueco adicional para producir superdeportivos híbridos y eléctricos, pudiendo llevar su capacidad de producción anual dentro de muy poco desde las 14.000 hasta las 20.000 unidades.

«Vamos por el buen camino», dijo en su día el CEO de Ferrari, Benedetto Vigna, acerca también de su primer superdeportivo eléctrico. Un modelo que apunta a costar más de 500.000 euros y que, entre otros detalles, contará con un sonido de coches eléctricos reinterpretado, y no un sonido artificial que imite sus motores de combustión. De nombre aún desconocido, el primer Ferrai eléctrico será «único en todos los aspectos», y se espera que cubran un 10% de la cuota de ventas de la marca en el futuro más cercano. Sus vehículos electrificados, en general, prometen llegar al 60% de las ventas para el 2026.

Fuente | Ferrari

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame