¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El primer coche eléctrico de Ferrari será uno de los modelos más caros de la gama: ¡más de medio millón de euros!

De acuerdo con una fuente familiarizada con el asunto, el primer coche eléctrico de Ferrari tendrá un precio superior a los 500.000 euros, a lo que habría que añadir el 15-20% adicional que suelen conllevar las opciones de personalización. Está previsto que su debut tenga lugar a finales del año que viene, aunque todavía no se ha anunciado una fecha concreta.

Teniendo en cuenta que el precio medio de un Ferrari nuevo actualmente se sitúa en unos 350.000 euros (extras incluidos), el futuro modelo eléctrico se situará en la zona alta de la gama. Su producción se llevará a cabo en una nueva planta situada en Maranello, la ciudad natal de la firma italiana. Estas instalaciones le darán a la compañía una línea de montaje adicional para vehículos de gasolina, híbridos y eléctricos.

Dicho enfoque flexible, acorde a los planes de Ferrari de mantener con vida sus motores de combustión interna el mayor tiempo posible, también facilitará su objetivo de aumentar sus ventas anuales de 14.000 a 20.000 unidades. La misma fuente asegura que Ferrari ya está trabajando en su segunda propuesta eléctrica, si bien todavía se encuentra en una etapa de desarrollo temprana.

Andrea Balloni, analista de Mediobanca, señala que el elevado precio del primer coche eléctrico de la marca ayudará a mantener sus márgenes de beneficio, pues compensará el coste de desarrollar la nueva tecnología eléctrica. «Espero que el nuevo vehículo eléctrico sea un modelo de nicho, que represente poco más del 10% de las ventas anuales».

Ferrari SF90 Stradale

El primer coche eléctrico de Ferrari será «único»

Según el CEO de Ferrari, Benedetto Vigna, el vehículo será «único en todos los aspectos. Vamos por el buen camino». La empresa recientemente inauguró un nuevo laboratorio de baterías (E-cells Lab) dentro de la Universidad de Bolonia (Italia). En colaboración con sus socios de NXP, la firma del cavallino buscará avanzar en campos como la carga rápida o el electrolito sólido.

Vigna ha hecho hincapié en varias ocasiones en que, independientemente de su tecnología de propulsión, se tratará de un «verdadero» Ferrari. «En términos de conducción, en términos de dinámica del vehículo, podemos gestionar el peso adicional. Es cierto, tenemos unos 100 kg más que en un coche térmico normal para la misma potencia, pero lo que realmente me tranquiliza es el hecho de que tenemos [un] conocimiento profundo de la dinámica del vehículo. Entonces, es un desafío, pero lo vemos como una oportunidad para continuar haciendo algo único».

Fuente | Reuters

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame