recarga coches elctricos


El gobierno vasco pone en marcha el programa de ayudas al coche eléctrico, hasta 6.000 euros

El otro día os hemos hablado de que dos comunidades habían puesto en marcha sus propios programas para incentivar la compra de coches eléctricos, unas medidas pensadas para reducir el impacto del elevado precio de esta tecnología y que además de coches, incluirá también a las motos impulsadas por electricidad y los puntos de recarga.

Sin duda se trata de un plan más completo y mejor pensado que el del gobierno central, no solamente por las motos y los puntos, si no que además incluye una ayuda especial para los taxistas que quieran dar el salto a los eléctricos y para completarlo tiene carácter retroactivo hasta el 1 de enero de este año.

De esa forma según indican las bases del programa, un particular que quiera comprarse un coche eléctrico de menos de 3.500 kilos, tendrá una ayuda de hasta 5.000 euros o el 20% del valor del vehículo, una cantidad que se aumentará hasta los 6.000 euros si el comprador es un taxista o una flota. Como hemos visto anteriormente, esta cantidad variará también por la cantidad de coches que se compren en cada operación, llegando la ayuda máxima a los 6.250 euros en caso de adquirir 11 o más unidades.

En total el presupuesto que el gobierno vasco ha destinado a este interesante programa son 2.750.000 euros, una cantidad que incluye tanto coches, motos, puntos de recarga y también los programas de alquiler de bicicletas, pero una cifra bastante interesante si la comparamos con los 10 millones que destina el gobierno central.

Con las nuevas ayudas, el taxi de Roberto dejará de ser casi el único en España

Con estas cifras en la mano un particular que se quiera comprar por ejemplo un Nissan Leaf en su versión más accesible, la Visia, con la batería en propiedad tendrá que desembolsar apenas 20.000 euros acumulando la ayuda de ambos gobiernos, a los que los que cuenten con un coche de más de 10 años podrán sumar los 2.000 euros del Plan PIVE.

De esa forma un taxista podrá acceder a una unidad por un precio de derribo, ya que además de poder contar con los 6.000 euros de ayuda del gobierno vasco, podrá sumar los 5.500 del central, y desgravar el IVA como profesional, lo que le permitirá acceder a la versión básica del Leaf por apenas 14.200 euros, a los que si se cumplen los requisitos podrá restar el Plan PIVE.

Por su parte el Renault ZOE será otro de los grandes beneficiados por este plan gracias a un precio de salida más llamativo fruto del alquiler de su batería, un modelo que servirá como efecto llamada y que en la versión ZEN, después de las ayudas se quedará en apena 13.300 euros, a los que podremos restar el PIVE, que lo dejará muy cerca de la barrera psicológica de los 10 mil euros.

Tesla Model S como taxi, en Euskadi será más barato que muchas berlinas alemanas

Pero vamos a pensar que el taxista quiere ir a lo grande y hacerse con un Tesla Model S, la versión de 60 kWh, que tendrá un precio después de impuestos de 72.600 euros en España, que después de restar las dos ayudas, y restar el IVA. De esa forma un taxista vasco que quiera hacerse con un Model S tendrá que desembolsar apenas 48.500 euros, con la condición de tener que mantenerlo al menos cuatro años que es lo que marca la normativa para desgravar el IVA, pudiendo venderlo antes pero pagando una parte proporcional de dicho IVA.

Nota:

Estamos pendientes de que nos confirmen los precios exactos de los modelos después de las ayudas y la desgravación del IVA. Cualquier error nos lo hacéis saber.
Gracias David por el aviso

 

Fuente | EVE