Un nuevo fabricante de coches eléctricos busca asentarse en Nevada

aixon-Ibis-3

Después del anuncio de la llegada de Faraday Future, que está preparando una fábrica en el estado de Nevada, ahora es otra empresa con capital china la que busca probar suerte en este mismo lugar. Se trata de 2050 Motors. Un joven fabricante chino que está buscando un lugar donde levantar su fábrica.

Como recordamos 2050 Motors es una empresa china que hace unas semanas presentó el Aoxin Ibis. Una berlina eléctrica que será fabricada en suelo chino, y distribuida en Estados Unidos. Un modelo que como el resto de futuros coches de 2050 Motors, tiene como peculiaridad además de su propulsión eléctrica, contar con un cuerpo de fibra de carbono y en este caso una autonomía de 460 kilómetros con cada carga.

Según la nota de prensa, esta nueva fábrica dará trabajo a 3.000 personas en los próximos años. Una fábrica que tendrá como objetivo fabricar dos modelos. Una berlina y un pequeño urbano del estilo Smart pero con espacio para cuatro pasajeros, que serán mostrados de forma pública el próximo día 22 de este mismo mes.

shanghai-10

Los responsables de 2050 Motors han asegurado que están manteniendo el proyecto en la sombra hasta lograr completar las primeras 5 fases del mismo. Estas han sido el diseño de un coche usando fibra de carbono, levantar una fábrica, desarrollar una cadena de suministros, crear una red de distribución, y pasar las pruebas de choque de los Estados Unidos. De momento han logrado completar la primera de las cinco.

También han adelantado los precios estimados de sus primeras propuestas. El pequeño e-Go costará 25.000 dólares después de ayudas, mientras que la berlina Ibis lo hará por 59.500 dólares. Unos precios que a falta de más detalles, parecen algo elevados como para plantar batalla a la oferta existente. En el caso del e-Go, por apenas 5.000 dólares más el cliente puede acceder a un Chevrolet Bolt, e incluso por 2.500 dólares menos acceder al futuro Tesla Model III. Muy complicado por muy buena que sea la oferta china.

Pero ante todo resulta curioso el efecto de atracción que Estados Unidos está logrando para los nuevos fabricantes de coches. Un efecto llamada que tiene su explicación en la parte administrativa y de ayudas a nivel de impuestos, pero también en el de la sinergias. Cuantos más fabricantes, más fácil puede ser encontrar mano de obra cualificada. Algo que parece se está convirtiendo en un interesante caldo de cultivo para la llegada de nuevos constructores a este mercado.

Vía | Reviewjournal

 



Energias renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment