Corea convertirá 30.000 cabinas en puntos de recarga para coches eléctricos

PYH2015020304580001300_P2

Con el avance de la telefonía móvil, las cabinas telefónicas han ido quedando en desuso con el paso de los años. Unas instalaciones que sus susceptibles de ser transformadas en puntos de recarga para coches eléctricos. Una forma de dar una nueva aplicación a este espacio, al mismo tiempo que se logra ahorrar en costes de instalación.

No es la primera vez que escuchamos proyectos pilotos, incluso aquí en España. Ideas que después de la foto del político, han quedado en nada. Ahora la empresa pública Korea Electric Power (KEPCO) ha confirmado un ambicioso plan para habilitar al menos 30.000 de estas cabinas que serán convertidas en punto de recarga para coches eléctricos. Una forma de aprovechar una instalación ya realizada, que simplemente necesita algunas modificaciones menores para poder acoger un punto de recarga.

Estas estaciones no se limitarán a ofrecer un simple enchufe. Serán tres los tipos de recarga disponibles, desde una recarga lenta a 3 o 4 kW, y que necesita unas seis horas, una recarga acelerada de 11 kW, que necesita sólo dos horas para una recarga completa, y también un sistema rápido de 50 kW, que en 30 minutos recuperará el 80% de la carga de la batería de un coche medio.

649992_20150203093435_851_0002

Según los responsables del proyecto, este producto permitirá ampliar de forma masiva la disponibilidad de puntos de recarga, ya que permite afrontar una instalación de una forma mucho más económica y rápida. No hace falta realizar grandes obras y costosos tendidos desde las centrales para lograr prestar servicio, a lo que s extiende que no es necesaria la compra del terreno para su puesta en marcha. Una forma de reducir de forma importante los costes de instalación.

A finales de este año comenzarán las primeras instalaciones de pruebas de este sistema en la localidad coreana de Gimhae. Una prueba que de resultar exitosa, permitirá dar pistoletazo de salida a un formato de lo más interesante, ya que hablamos de aprovechar unas infraestructuras camino de su desaparición, y que sólo en Corea cuenta con 9 millones de cabinas.

Un proyecto con mucho potencial, y que además ya cuenta con antecedentes en la propia Corea, que el pasado año ha transformado las primeras cabinas en puntos de recarga. Un experimento que parece ha sido exitoso, y que ahora afronta una fase más ambiciosa de expansión.

Relacionadas | Corea: 30.000 cabinas de teléfono con puntos de recarga para coches eléctricos

Vía | Diariorenovables

 



Energias renovables

4 Comment responses

  1. Avatar
    July 23, 2016

    ¿No será más fácil acondicionar farolas, que hay más y puedes elegir entre más ubicaciones?

    Reply

    • Avatar
      July 23, 2016

      Me lo has quitado de la boca may0013EREV.

      ¿Cuantas farolas puede haber en ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla… 10000 o 20000 farolas en cada una de ellas?

      No hace falta puntos de recarga de alta potencia, ni reconvertir cabinas telefónicas en puntos de recarga, ni instalar Ferrolineras o Metrolineras con la energía sobrante de la frenada de trenes y tranvías, ni otros proyectos “Chorras para la foto del politicucho de turno”.

      Únicamente poniendo un simple enchufe de 220V y 3,7kwh en cada una de las farolas de la ciudad es más que suficiente.

      Luego un sistema de pago como en los parquímetros, o tarjetas prepago repartidas por la ciudad (estancos, gasolineras, otros comercios) o una tarjeta de abonado y listo, no necesitamos nada más.

      Mientras este el coche conectado esta descontando crédito a un precio acorde con el precio de la electricidad más un pequeño Plus para mantenimiento y beneficio.

      Pero claro, partiendo de la base de que los políticos que imponen esas normas y medidas no tienen ni pajolera idea de la movilidad eléctrica, ni tienen experiencia de uso de vehículos eléctricos, ni saben que ahora no es necesario puntos de carga rápida en la ciudad sino cientos de ellos repartidos por la misma para mientras estamos estacionados o los que no dispongan de plaza parking puedan acceder a un vehículo eléctrico y así se extienda la compra y uso de este tipo de vehículos.

      Los puntos de recarga rápida son fundamentales en autovías/autopistas pero no en ciudad donde pasamos el 95% del tiempo con el vehículo parado.

      Menos proyectos inútiles de inversiones millonarias y más realidades con lo que hay y pequeñas inversiones.

      Reply

      • Avatar
        July 24, 2016

        Pues no se cual de las dos opciones será la mejor, pero fíjate que dicen reconvertir infraestructuras en desuso, mientras que las farolas son sistemas en uso. Eso puede significar que sea más difícil su conversión en punto de recarga, ya sea por temas legales, como por tener que negociar con una eléctrica.

        Las telefónicas están deseando que alguien se haga cargo de sus viejas cabinas.

        Reply

  2. Avatar
    July 23, 2016

    Las conversiones de infraestructuras y su aprovechamienso son muy buena idea, casi demasiado. Los políticos son más amigos proyectos caros e “innovadores” donde poder repartirse el dinero público. Esto no les deja beneficio personal y por eso es raro ver acciones así, como adaptar farolas, cabinas o lavaderos en desuso.

    Reply

Leave a comment