Los autobuses híbridos de Londres, tendrán recarga inalámbrica

Los autobuses híbridos de Londres, tendrán recarga inalámbrica


London-hybrid-buses-

Londres se ha convertido en una de las referencias en cuanto a movilidad eléctrica. Las terribles cifras de emisiones en el centro de la ciudad ha obligado a tomar cartas en el asunto, electrificando algunas de las principales rutas con autobuses enchufables.

Ahora la capital británica quiere ir un paso más allá. Pondrá en marcha una línea de autobuses híbridos, destinada a probar sobre el terreno las posibilidades que ofrece la recarga sin cables de las baterías. Para ello se habilitarán las paradas de la línea 69, que conecta las paradas de Canning Town y Walthamstow, con un sistema de recarga inalámbrica.

PICT_12-05-30_IPT-Charge_Bus_System-Layout_EN

Gracias a esta, los autobuses híbridos podrán realizar una recarga parcial de sus baterías en el tiempo que lleva completar la operación de entrada y salida de los pasajeros.  Todo sin necesidad de que el conductor se baje del vehículo, y simplemente parándose sobre la bobina emisora.

Según los responsables del proyecto, con este sistema se podrá aumentar el número de kilómetros que estos modelos podrán realizar en modo eléctrico. Esto ayudará a mejorar la eficiencia, y reducir el coste operativo de los autobuses. Por supuesto, se logrará una importante reducción de las emisiones contaminantes.

 

enviro400h

Pero el reto es gigantesco. En la actualidad hay «sólo» 800 autobuses híbridos en Londres. El objetivo es alcanzar los 1.700 para dentro de dos años. Esto supondrá un 20% del total de la gigantesca flota de autobuses de la capital, que según los expertos, es culpable de buena parte de las emisiones que asfixian el centro de la ciudad.

Un lugar que el alcalde Boris Johnson quiere convertir en «Zona de Ultra Bajas Emisiones». Algo para lo que tendrá que invertir ingentes cantidades de dinero electrificando el transporte de superficie, y donde los autobuses híbridos y eléctricos tendrán mucho que decir.

Vía | Theguardian

 

Compártelo:

6 comentarios en «Los autobuses híbridos de Londres, tendrán recarga inalámbrica»

  1. y conseguir que las paradas de bus sean respetadas por todos los coches que buscan un hueco para parar. Seguro que impondrán multas «ejemplarizantes» en caso de que la bobina esté bloqueada. Una cámara en el bus, y «receta» automática.

    Responder
  2. Otra ventaja es que ya se preocuparían en hacer que los buses fueran estrictos con los horarios y no que te lleguen dos de la misma línea a la misma parada con 1 min de diferencia, cuando deberían pasar cada 20min, eso pasaba antes en bastantes líneas de Madrid, ahora lo desconozco por que no uso el bus, pero se sabe que a los conductores les gusta llevar los coches sin gente y lo mejor es pegarte al de alante.

    Responder
  3. En Londres el trafico esta restringido y controlado con camaras de video. A mi me llego una multa de mas de 1000€ por no tener mi vehiculo registrado. Lo pude arreglar registrandome y demostrando que el vehiculo cumplia la normativa Euro5.
    Por otra parte es una lastima que no nos miremos mas el ombligo. Siempre comentando noticias de america o de otros paises.
    Madrid es la segunda ciudad mas contaminada de Europa por detras de Sofia.
    Las ciudades Españolas que hacen para disminuir la contaminacion? Camvian los sensores a lugares mas limpios.
    Aqui dejo unos datos:
    «La clasificación establecida por Respire asigna a Madrid 188 días en los que superó los límites permitidos, frente a los 157 de Roma, 150 de Londres o 139 de París, 96 de Praga, 92 de Lisboa, etc.

    Respecto a otras grandes ciudades españolas las diferencias son tremendas. Sevilla es la segunda más contaminada, con 88 días superando los límites, Bilbao y Barcelona marcan 59 y 57 días respectivamente, mientras que Alicante, Murcia, Zaragoza, Las Palmas, Valladolid , Valencia y Málaga registran niveles siempre inferiores a 35 días.

    En cualquier caso, la falta de uniformidad en los sensores colocados, por número y localización, es un grave problema para conseguir resultados suficientemente fiables. De hecho, en Madrid se cambiaron los sensores de lugar hace pocos años, acercándolos a zonas más limpias para rebajar los niveles hechos públicos.

    Un parque de automóviles con alto nivel de motores diésel y territorios urbanizados para uso intensivo del automóvil, como es el caso de Madrid, generan un cóctel explosivo para la contaminación atmosférica. La alcaldesa Ana Botella considera que en Madrid sólo hay en estos momentos un problema contaminante en lo que respecta al dióxido de nitrógeno. La capital lleva cuatro años consecutivos superando los límites legales, nada menos que en un tercio de las estaciones de medida.

    A pesar del constante incumplimiento de los límites legales de contaminación, que apenas se alcanzan cuando la climatología es muy favorable, el Ayuntamiento de Madrid no ha tomado nunca medidas drásticas restrictivas. La memoria del año pasado, con una presentación triunfalista de los datos, muestra la escasa voluntad de conseguir resultados relevantes en la lucha contra la contaminación atmosférica, a pesar de que es el mayor riesgo para la salud de los ciudadanos.

    Fuente: La Celosía»

    Responder
  4. Xavi, la pena es que Ana Botella o alguien de su familia no enferma de cáncer de pulmón u otro tipo de enfermedad provocada por la contaminación. Si fuese así, ya se habrían tomado medidas.

    España funciona así para todo, el catastrófico accidente de tren, ya han tomado medidas para que en sa curva no vuelva a suceder, así igual para todo.

    Espero que cuando comiencen las primeras asfixias graves sea ella y resto de personajes de su gremio los primeros en caer.

    Responder
  5. menuda chorrada, como se nota que los pagan con impuestos… que manera de tirar el dinero a la basrua del contribuyente.

    si la excusa de la recarga inalámbrica es que los gamberros te pueden cortar el cable, qué excusa tienen para ponerla en los buses, una huelga de transportes?¿ amos no jodas

    Responder

Deja un comentario