El lado oscuro del coche autónomo. Pérdida de hasta el 47% de empleos en los próximos 20 años

autonomía nissan leaf

Como todos los apasionados por la tecnología, nosotros también seguimos el desarrollo del coche autónomo. Una tecnología revolucionaria en la que empresas y fabricantes están invirtiendo ingentes cantidades de dinero para convertir algo que hasta hace poco sonaba a ciencia ficción, en una realidad. Que los coches se conduzcan solos.

Los beneficios de esta tecnología son enormes. Se reducirán los accidentes provocados por errores humanos, lo que reducirá los costes sanitarios y de seguros que estos provocan. También permitirá a al gente optimizar el tiempo de sus desplazamientos, pudiendo dedicar gran parte del mismo a otra labores, como adelantar trabajo.

 

google-car-2-1440px

Pero como casi todo en este mundo, la tecnología detrás del coche autónomo tiene su lado oscuro.

Un estudio realizado pro la Universidad de Oxford ha analizado mediante un algoritmo del gobierno de Estados Unidos, cuales son los empleos más susceptibles de ser automatizados con esta tecnología, y ha llegado a al conclusión que una vez aplicada supondrá que las máquinas podrán eliminar el 47% de los empleos en Estados Unidos a lo largo de los próximos 20 años.

Sectores como el de los conductores de maquinaria agrícola, o los encargados de manejar carretillas elevadoras, serán los más afectados por esta tecnología que hará que muchos trabajos que ahora deben realizar humanos, los hagan las máquinas.

La cabina del futuro según Mercedes. Según la Universidad de Oxford, sobrará la persona
La cabina del futuro según Mercedes. Según la Universidad de Oxford, sobrará la persona

Tampoco lo tienen muy bien los conductores de camiones o incluso los taxistas. Sectores que se han visto libres de los peligros de la tecnología, por lo difícil de su automatización. Pero con el avance de los sistemas de autopilotado, poco a poco el transporte por carretera también sucumbirá.

Esto abre un periodo muy difícil para las empresas de transporte, que cada vez tendrán más dificultades en encontrar trabajadores para un sector que vive con la amenaza de su desaparición, y que camina lenta pero inexorablemente hacia la automatización.

Un coste a pagar por un sistema que convertirá las carreteras en un lugar más seguro, y las colas del paro en un lugar más poblado.

Relacionadas | El Nissan LEAF autónomo demuestra en vivo su potencialEl coche autónomo de Google sigue evolucionando. Ahora con volante y pedales

Vía | Engadget

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame