La capacidad de producción de los fabricantes de baterías. Un cuello de botella para el futuro inmediato del coche eléctrico

opel bolt

Cuando General Motors presentó el nuevo Chevrolet Bolt, a algunos sorprendió lo contenidas de las cifras de ventas que el fabricante norteamericano esperaba para su primer coche eléctrico de largo alcance. Un modelo que llegaría en 2017 con una autonomía por encima de los 300 kilómetros, y que quería ser la alternativa económica a Tesla.

Pero las apenas 30.000 unidades al año que GM esperaba vender de este nuevo modelo, se situaban a la misma altura de las 30.200 unidades que ha logrado el Nissan LEAF el pasado año sólo en Estados Unidos. Una cifra algo modesta para un modelo de segunda generación.

La primera razón podría ser cautela mediática. En el pasado las estimaciones de General Motors, y otros fabricantes como la propia Nissan, se han quedado lejos de las ventas reales de sus eléctricos. Algo que les ha pasado factura a nivel mediático, y un error que parece no quieren repetir.

lg-chem-volt-packs

Pero la principal razón podría ser otra, Un lector de EV Obsesion ha dejado un comentario de lo más interesante, que nos arroja algo de luz a las pesimistas cifras de ventas del Chevrolet Bolt, y que podrían compartir otros fabricantes. La baja capacidad de producción de LG.

El fabricante coreano tiene una capacidad anual de unos 6 GWh. Una cifra que podría ser interesante aplicada sólo al Bolt. Pero como recordamos, LG cuenta con múltiples contratos con diferentes fabricantes, Renault, Ford, General Motors, Volkswagen, Audi, y también algunos fabricantes de autobuses eléctricos. Podemos comparar esta cifra con los 8 GWh que ahora mismo produce Panasonic para Tesla en Japón, que se sumarán a los 7 GWh que la gigafábrica de Tesla añadirá durante su primer año de funcionamiento.

[blocktext align=»center»]Destacado: La Gigafábrica de Tesla comparada con otras fábricas de baterías [/blocktext]

Esto quiere decir que la cifra de GM para el Bolt no es gratuita. Responde a un problema de producción que LG y sus socios tendrán en un futuro inmediato. Una capacidad que no será fácil incrementar mientras los coreanos no vean mayor implicación por parte de los fabricantes con el coche eléctrico.

Un ejemplo lo tenemos en la relación Tesla-Panasonic. Los japoneses están seguros de su apuesta. Saben que Tesla quiere vender la mayor cantidad de coches posibles, ya que es su principal y casi única línea de negocio, mientras que entre los grandes fabricantes tradicionales, el coche eléctrico parece más un compromiso publicitario o como una forma de cumplir las normativas de emisiones, que una verdadera apuestas económica.

Gracias David por el aviso

Vía | EV Obsession

 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame