Hyunday Hyunday
Stella Lux. El coche solar sigue su evolución

Stella Lux. El coche solar sigue su evolución


Stella-Lux

Advertisement Advertisement

Stella es un coche solar diseñado por la Universidad de Eindhoven, que cuenta con el mérito de dar el salto de unos diseños más parecidos a un platillo volante que a un coche. Un modelo capaz de producir más energía mediante sus paneles solares de la que necesita para moverse, y que ahora ha recibido una importante renovación.

Como recordamos, en la primera generación Stella era capaz de albergar a dos pasajeros, y una pequeña carga. Algo realmente inaudito en unos coches donde habitualmente el espacio para el pasajero era minúsculo, para lograr la mejor cifra de peso y aerodinámica.

Stella-Lux-4

En esta nueva generación, donde se ha renombrado como Stella Lux, el coche solar adopta un aspecto algo más civilizado. Sigue siendo un diseño radicalmente aerodinámico, teniendo que albergar a un total de  1.224 celdas solares, pero añade algo más de confort a los 4 pasajeros, y un interior con un diseño más convencional con ciertos puntos de futurista, como el proyector de información en el parabrisas.

Elementos como las barras protectoras, que daban un aspecto muy espartano a la versión anterior, han quedado integradas en el cuerpo de fibra de carbono, lo que ayuda a proporcionar a Stella un diseño mucho más atractivo.

Otro de los cambios más importantes es el túnel central. Un espacio abierto que sigue el diseño de los catamaranes, que según sus creadores permite reducir de forma importante la resistencia aerodinámica del frontal, y con ello aumentar la autonomía.

Stella-Lux-3

Stella cuenta con un cuerpo fabricado con materiales de bajo peso, como la fibra de carbono y el aluminio. Su puntera tecnología permite al coche poder gestionar de la forma más eficiente posible una generación de sus paneles solares, que según sus creadores «Incluso bajo las malas condiciones de radiación en Holanda, el coche produce al final del año más electricidad de la que consume«.

Un moderno sistema de gestión eléctrica, aconseja al conductor la mejor ruta para lograr alcanzar su objetivo con la carga disponible. Incluso se ha diseñado una aplicación para el teléfono móvil, desde donde se puede controlar el estado de la carga, y la producción de los paneles solares que recubren el cuerpo de Stella Lux.

Stella-Lux-5

Con una carga completa de sus 15 kWh, que añaden apenas 60 kilos de peso al conjunto, y la ayuda de los paneles solares, Stella Lux es capaz de recorrer 1.000 kilómetros con cada carga. Un importante salto respecto a los 600 kilómetros que lograba la primera generación presentada en 2013.

Pero además de extremadamente eficiente, Stella no es un coche que moleste en la carretera, ya que es capaz de mantener velocidades de crucero de 120 km/h.

Un anticipo de lo que hasta hace poco parecía ciencia ficción, sobre todo por el aspecto de los coches, pero que poco a poco parece que se acerca a lo que algún día podría ser lo normal, un coche eléctrico que capaz de producir su propia energía, o al menos una parte de la necesaria para nuestros desplazamientos.

Características Stella Lux

Asientos: 4
Número de puertas: 5
Dimensiones: 4,52 x 1,76 x 1,12 metros
Peso: 375 kilos
Capacidad de la batería: 15 kWh
Eficiencia del motor: 97%
Autonomía en día soleado (En holanda): 1,000 kilómetros
Autonomía en un día soleado en Australia: 1.100 kilómetros
Autonomía durante la noche: unos 650 kilómetros
Velocidad máxima: 125 km/h
Superficie solar: 5,8 metros cuadrados
Número de celdas solares: 1224

Fuente | Solarteameindhoven

Fotos: TU Eindhoven, Bart van Overbeeke»



tienda cargador coche eléctrico
Compártelo:

12 comentarios en «Stella Lux. El coche solar sigue su evolución»

  1. He tratado de buscar en la web más datos como potencia del motor y sobre todo las mediciones de dicho kilometraje.

    Si tomamos los 15Kwh y los dividimos entre los 650 km de autonomía que declara sin apoyo solar nos da un gasto de solo 23wh/km unas 10 veces menos que un Tesla y 5 veces menos que un Zoe.

    Seguro que esa autonomía no es a 120 km/h

    Responder
  2. Flipante! Aunque no especifican si la autonomía es con pasajeros y carga o solo con el piloto. Supongo que lo último. Y Holanda es un país plano, aunque aquí tenemos más sol.

    Y si con 15 kwh hacen 650 kms por la noche, consume 2,3 kwh/100 kms!! ¿A que velocidad media? Que quiten los paneles, pongan ese peso en baterías y a ver cuanto anda a 120 km/h, me encantaría saberlo.

    Responder
  3. Otra cosa más.

    La superficie de paneles de casi 6m2 le proporcionará como máximo 1450 wp y a lo largo de un buen día soleado una cantidad de energía equivalente a otros 7,5Kwh.. Por lo que decir que este coche genera más energía de la que consume no es del todo cierto. Solo podría aplicar si haces menos de 300 km día y conduzcas pisando güebs.

    Responder
  4. !!!!Mooooola¡¡¡

    Si no sale muy caro, me pido uno. Si es capaz de hace 200 km por día, solo con carga solar, a mi me vale, ya te digo si me vale.

    Responder
    • El coche solar nunca alcanzará el nivel que necesita para venderse en grandes cantidades. Fíjate que está sobredimensionado para tener 6 m2 de paneles e el techo, y aún así casi no llegan para proporcionar los 2.3 kWh que consume el coche a los 100. Además, las ruedas son de risa, si la gente criticaba al i3 pro sus ruedas estrechas, con este ni te digo.
      Y por último, para ahorrar peso entiendo que la estructura y el equipamiento es lo mínimo posible, esto no pasaría un crash-test ni en broma, y olvidate de aire acondicionado, calefacción, o cualquier componente electrónico que introduzca algo de peso.
      Ahh, y en cuanto metas un par de pasajeros el consumo de 2.3kWh quedará en nada.

      Respondiendo a tu pregunta creo que el coche solar no tiene ninguna oportunidad frente al coche a hidrógeno. Ojo, no digo que un eléctrico (Leaf, ZOE, …) con panenes en el techo no sea buena idea, pero pensar que vehículos como el lux pasarán del estado de prototipos es demasiado pedir.

      Saludos.

      Responder
      • EDITO: había entendido que era de fibra de vidrio, pero releyendo veo que es fibra de carbono, igual es más resistente de lo que había pensado.

        Responder
      • Creo que te contradices a ti mismo. El Stella Lux es un prototipo pensado y diseñado para participar en la World Solar Challenge, por eso maximiza la eficiencia a base de peso reducido, aerodinámica, un mínimo confort, prestaciones básicas… para llegar a los 1.000 km de autonomía. Nada que ver con un coche de calle. Un coche solar de calle, comercial, sería un eléctrico a baterías como un Leaf o un ZOE, pero con placas solares. Diría que es un paso de lo más lógico. Quizás ahora se ve como un sobrecoste innecesario.

        Lo que pongo en cuestión es la expansión que tendrá el coche de hidrógeno. Tanto que no se si se llegará a expandir en los próximos 10 años o le sucederá igual que el coche eléctrico en los 90. Cuanto más mejoren las baterías y bajen sus precios, más difícil lo tendrá la pila de combustible para salir al mercado. Por eso planteo que igual veremos coches con placas solares poblando las calles antes que los de hidrógeno.

        Creo que tanto las placas solares como la pila de combustible necesitan mejorar en precios y eficiencia. Pero en el caso del H2 también debe mejorar mucho en durabilidad. Las placas, en cambio, son casi para toda la vida.

        Me parece que las placas solares en los coches aparecerán como una moda, cuando salga el primer fabricante que las ponga, el resto harán igual.

        Responder
        • Estoy completamente de acuerdo, sobre todo, cuando se abaraten las celulas fotovoltaicas de alto rendimiento todos los coches electricos las llevaran.

          Responder
  5. Falta q pongan un miniaerogenerador desplegable retráctil «tipo antena de radio» para cuando está aparcado y así recargar antes…

    Responder

Deja un comentario