Volkswagen E-smart Connect. ¿Buena idea o pérdida de tiempo?

Volkswagen E-smart Connect. ¿Buena idea o pérdida de tiempo?


459221

Advertisement Advertisement

Hace unos días Volkswagen nos mostraba una interesante tecnología que permitía a la versión eléctrica del Golf, poder aparcarse por su cuenta, y además ponerse a recargar su batería de forma automática mediante un sistema inalámbrico. Una tecnología que parece la evolución natural de los actuales.

Pero ahora el fabricante alemán nos sorprende con un nuevo sistema, que da un paso atrás y que supone complicar algo tan sencillo como la operación de conectar el cable de recarga. 

 

Volkswagen E-smart Connect es un brazo robótico de siete ejes de dirección y sensores integrados, que conecta la toma del punto de recarga a nuestro coche. Un sistema que Elon Musk, presidente de Tesla, ya ha insinuado hace algunos meses como una posibilidad de futuro para su red de supercargadores.

Uno de los requisitos para que el sistema funcione, es que el coche esté correctamente alineado, con un margen de error de 20 centímetros. Una posición que podremos lograr con la ayuda del propio robot, que con sus sensores nos indicará cuando estamos bien situados.

12-750x371

Por un lado Volkswagen defiende este tipo de aplicaciones de cara a la futura generación de baterías y cargadores, que serán capaces de entregar grandes cantidades de potencia. Algo que requerirá unos cables cada vez más gruesos y pesados.

Desde VW hablan ya de capacidades suficientes para recorrer más de 500 kilómetros con cada carga, y la necesidad de utilizar incluso dos cargadores de forma simultánea, lo que hará interesantes este tipo de aplicaciones.

Podemos pensar que desde el fabricante, se refieren a futuras electrolineras, donde recargar baterías de gran capacidad en pocos minutos, y donde no será necesaria la presencia de una persona para su atención, ni tampoco que hayamos acudido al gimnasio para levantar las tomas.

Comentan también que esta tecnología permitirá agilizar los tiempos de recarga, al poder tanto conectar, como desconectar el coche. Algo que sobre el papel permitirá mejorar la rotación de vehículos. Podemos pensar, otra vez, en dos coches que estacionan de forma frontal, y de esa forma con dos tomas se podrían atender a cuatro coches.

¿Buena idea o pérdida de tiempo?

VW-E-Smartconnect-620x390

Pero volviendo al principio, hace unas semanas la propia Volkswagen presentó una interesante tecnología que podría permitir algo similar, pero de una forma infinitamente menos complicada. Un sistema de recarga inalámbrica, que no requerirá de un costoso y complejo brazo robótico, y que simplemente necesitará la instalación de en emisor en el suelo, y tal vez lo más complicado, un receptor en el coche.

Y decimos complicado, por que ya sabemos como se las gastan los fabricantes con el tema de los formatos. Seguro que aquí también veremos una guerra de formatos, frecuencias, o cualquier cosa que se les ocurra para ralentizar su expansión.

Vídeo | Youtube

 


puntos de carga
Compártelo:

12 comentarios en “Volkswagen E-smart Connect. ¿Buena idea o pérdida de tiempo?”

  1. Lo tengo claro. Por sencillez (en el uso), la eficacia que se conseguirá y el menor coste, hará más factible en un futuro no muy lejano la carga inalámbrica. No creo que veamos robots de estos en las electrolineras futuras y mucho menos en domicilios particulares. Creo que debería gastar el dinero en I+D para esas famosas baterías de más de 500 Kms. que llevan prometiendo desde hace tiempo.

    Responder
  2. ¿Os parecen caras las electrolineras de 50 kw? Ahora imaginad lo que cuesta ese robot más una electronilera lo bastante potente para que no puedas mover el cable.

    Perdida de tiempo total. La manguera de 130 kw de Tesla no es para tanto, y con la refrigeración han demostrado que pueden hacerla más delgada para la misma potencia. Con la refrigeración del cable y subiendo la tensión de carga reconfigurando la arq

    Responder
  3. ¿Os parecen caras las electrolineras de 50 kw? Ahora imaginad lo que cuesta ese robot más una electronilera lo bastante potente para que no puedas mover el cable.

    Perdida de tiempo total. La manguera de 130 kw de Tesla no es para tanto, y con la refrigeración han demostrado que pueden hacerla más delgada para la misma potencia. Con la refrigeración del cable y subiendo la tensión de carga reconfigurando la arq

    Responder
    • ¿Os parecen caras las electrolineras de 50 kw? Ahora imaginad lo que cuesta ese robot más una electrolinera lo bastante potente para que no puedas mover el cable.

      Perdida de tiempo total. La manguera de 130 kw de Tesla no es para tanto, y con la refrigeración han demostrado que pueden hacerla más delgada para la misma potencia. Con la refrigeración del cable y subiendo la tensión de carga reconfigurando la arquitectura durante la carga, podrían alcanzar los 300 kw de potencia con un cable manejable.

      PD: disculpas por los comentarios repetidos, el navegador se ha vuelto loco un momento

      Responder
  4. Yo cuando lo vi me pareció un soberana estupidez, total perdida de tiempo. solo para hacer la foto, en este caso el video.

    Porque no se dan prisa en mejorar la recarga inhalabrica por planchas en el suelo en las plazas de aparcamiento. a si no romperan el bonito brazo robotico los ultras que andan por las ciudades.

    Responder
  5. Ventajas:

    * vale para siempre, sólo hay que cambiar el cable.
    * muy cómodo, no hay que bajar del vehículo
    * no hay que cargar el cable

    Desventajas:

    * costoso, el brazo y el mantenimiento del mismo
    * complejo, hay sistemas más sencillos
    * Poco fiable. Si hay que alinear el coche significa que no tiene mucha capacidad de maniobra, y podría dañar el enchufe en una «mala maniobra» (valga la redundancia)

    Sigo pensando que un par de «pirulos» en el suelo, que se eleven y carguen el coche es mucho más sencillo y con capacidad de carga muy superior. Se me ocurre que podría situarse al vehículo encajando las ruedas en algo tipo «rodillos» y usar esa medida para «localizar» el punto de carga. Sólo habría que instalarlo en el fondo del vehículo a una distancia X desde el centro del eje y listo. Todos iguales, independientemente del largo total.

    Responder
    • O pensándolo mejor, incluso por el mismo sistema de suspensión, una vez «encajada» la rueda, conectar el sistema por la parte interna de la misma.

      Responder
    • Yo veo una cosa que no sale en el video…..

      quien abre la tapa…. el robot no se le ve acerlo…. asi que supongo que hay que aparcar y abrirla a mano…. y digo yo y si ya estas al lado aprovechas para enchufarlo….

      Responder
  6. Yo pensaba que el mismo brazo del robot tenia la toma de corriente para la conexión con el coche, cuando lo vi me quede de piedra madre mía.

    Responder
  7. Y si en lugar de levantar el cable, porque mejor no lo integran al brazo. Y para colocar el auto en su lugar usa un sensor de estacionamiento autónomo. Ósea que el vehículo se estacione sólo.

    Responder
  8. Si estamos ante un «artículo encuesta», como reza el titular,, mi voto es para «una pérdida de tiempo».

    Llevamos un siglo metiendo mangueras sucias, malolientes, pringosas y que sueltan un liquido altamente inflamable con nuestras propias manos en vehículos de combustión y a nadie se le ha pasado por la cabeza desarrollar un armatoste como este. ¿Ahora que podemos evitarnos todos esos inconvenientes, resulta que esto puede ser interesante? O me he levantado hoy de mal pié o es que somos todos gilipollas.

    Responder

Deja un comentario