Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Yuroke. El autobús eléctrico capaz de recorrer 1.000 kilómetros con una carga

Yuroke. El autobús eléctrico capaz de recorrer 1.000 kilómetros con una carga


Brighsun

La carrera por electrificar el transporte por carretera no ha hecho más que comenzar. En el mercado podemos ver autobuses con una autonomía que parece suficiente para los recorridos urbanos. Pero las largas distancias ya son otro asunto.[blocktext align=»left»]Castrosua y Volvo compiten por ser los elegidos por Valladolid para su línea de autobuses eléctricos [/blocktext]

El Ministerio de Medio ambiente de Australia buscaba un autobús eléctrico capaz de conectar ambas ciudades australianas sin necesidad de recarga intermedia. Pero en el mercado los modelos que más autonomía ofrecían eran 400 kilómetros.

Es por eso que han puesto en marcha un proyecto que ha tenido como resultado al Yuroke. Un concepto presentado esta semana y destinado a recorrer la distancia que separa las ciudades de Melbourne de Sidney. En total este autobús eléctrico tendrá que enfrentarse a una ruta de 1.004 kilómetros durante los cuales no podrá parar a recargar sus baterías.

Según el director ejecutivo de Brighsun, empresa encargada del desarrollo del autobús. «La tecnología de este autobús ha estado en desarrollo durante los últimos cuatro años. Hemos evolucionado de un deseo a crear una opción de transporte sostenible. Creemos que esta tecnología puede cambiar la forma en la que nos movemos en transporte público, y con el uso de sistemas de propulsión eléctricos podremos fabricar vehículos con una vida útil mucho más larga«.

Por desgracia no hay detalles técnicos de este prototipo que ha comenzado sus pruebas en carretera este pasado fin de semana. Un modelo que si tenemos en cuenta las cifras de sus rivales, una batería de 350 kWh para una autonomía de 300 kilómetros, nos indica que o ha logrado multiplicar la eficiencia de los motores, o lleva una batería de más de 1.000 kWh.

Gracias Hector por el aviso

Vía | onestepoffthegrid

 

Compártelo:

13 comentarios en “Yuroke. El autobús eléctrico capaz de recorrer 1.000 kilómetros con una carga”

    • No creo, hay una empresa canadiense que tiene cargadores para autobuses a 1,5MW, es decir 1.500KW, asi que en una hora listo. Una bateria tan grande puede cargar a mucha, muchisima potencia, porque tiene muchos paralelos (muchos conjuntos de celdas en paralelo) entonces con la misma tension carga muchos KW, ya que admite muchos amperios y W=V*I.

      Responder
  1. Hombre de poca fe, ya BYD carga 270kw en 1 hora y 15 min. por lo que en 4 horas lo tienes listo y ojo que 1000 km son 10 horas conduciendo sin parar a una media de 100km/h. Ya estaba claro que la electrificación va a ser la norma en el futuro para los turismos pero ahora también se apunta el transporte pesado y estoy seguro de que a grandes barcos y aviones le llegará su momento ademas esas baterías cuando acaben su vida dedicada al transporte son la solución a la inestabilidad de las renovables e incluso se podrían utilizar en estaciones de carga ultra rápida minimizando el impacto en la red serrando así el ciclo y solucionando los posibles problemas de implantación masiva del transporte eléctrico.

    Responder
  2. Creo q no han puesto datos de kWh, peso o precio para no asustarnos. La bateria solo deben de ser 5 toneladas como mínimo.

    Responder
  3. Impresionante salto de autonomía la de los buses chinos… En la noticia anterior también se menciona (con cifras más razonables de 200km para ciudad). No se a que esperan para ir sustituyendo los obsoletos autobuses (al menos los públicos), tal vez sea por el precio (estaría bien conocer estos datos también).
    En cualquier caso, chapeau

    Responder
  4. Y mientras no haya tecnología (a precios asequibles y probada), ¿no era más barato y fiable poner un cargador en mitad del recorrido?

    Responder
  5. Sobre todo porque no me creo que el bus no haga ni una sola parada en 1000km. Seguro que paran en un área de servicio para que la gente vaya al servicio, se tome un café, se cambie de conductor y quizás ellos también echen gasolina.
    Y ahora de repente, con los eléctricos, tienen que poder hacer 1000km del tirón.
    Además una batería de tal tamaño, hoy en día, pesará la de dios, y eso hará el autobús bastante ineficiente.

    Responder
    • Una parada cada 2 horas, mínimo. Aunque sea para cambiar un chófer por otro. Que es cierto que muchos lo hacen sin parar (soy testigo) pero yo creo que eso es ilegal, por no hablar del peligro.

      Responder
    • Hace años que en Argentina los buses no paran, hacen del tirón 1000 o 1200 km.
      Tienen asientos tipo la primera de los avines, duermes totalmente tumbado.
      No te puedo asegurar que no paren, porque estás durmiendo.
      El cambio de chofer lo hacen con el autobus en movimiento.
      Tambien ten en cuenta que aunque hagan una parada, en Australia, estan en el medio de la nada, sin instalación eléctrica.
      Esos famosos carteles que se ven en alguna peli que pone que no hay otra gasolinera en los próximos 400km, yo los he visto. El problema es que no hay nada, ni gasolinera, ni nada, menos una estación para cargar un bus a alta potencia.

      Responder
      • Efectivamente, en este caso en Australia hacen de la necesidad virtud, y en zonas totalmente despobladas y sin ningún tipo de infraestructura energética, tener un autobús de esa autonomía significaría un avance muy importante: Se olvidan de poner gasolineras y aunque hay energía solar de sobras, tampoco debe salir muy rentable dejar abandonada en medio de la nada una instalación para recarga.

        Será mejor asegurarse de tener autonomía y tener al autobús perfectamente controlado, para acudir al rescate en caso de accidente o avería, y ahí también un autobús totalmente eléctrico juega sus bazas al tener menos probabilidades de fallo, y que su interconexión dependa de una gran batería.

        Hay zonas de Australia en donde el uso de drones para la paquetería ya es un hecho.

        Cada vez está más claro que la limitación de las baterías hoy en día es el precio, y este caerá cuando la producción sea mayor. Luego vendrán las sucesivas generaciones, que además las harán menos pesadas, menos voluminosas y más duraderas, pero hoy por hoy, bajando el precio y después del dieselgate, la cosa está clara.

        El día de mañana con mejores baterías la cosa estará clarísima, sin opción a la duda.

        Responder
  6. Un par de comentarios:

    1.- Una posibilidad relativamente simple sería llevar un remolque de baterías adicionales. Algunos autobuses de grandes recorridos llevan un remolque-maletero. Se puede hacer exáctamente lo mismo pero poniendo un remolque de baterías. Sería un sistema muy fácil de reemplazar a mitad de recorrido (o tantas veces como sea necesario) y cargarlo tranquilamente hasta que llegue el siguiente autobús. El cambio de remolque (soltar y enganchar remolque + manquera eléctrica) no llevaría más de unos pocos minutos.

    2.- Por otra parte, en la superficie de techo se pueden poner unos 3 KW en placas solares. Si hablamos de recorridos de 10 horas, hablamos de obtener al menos 20 kWh extra. Empiezan a ser cifras nada despreciables y con un mínimo incremento de costes.

    En cualquier caso, estoy impaciente por que desvelen más datos sobre el autobús en cuestión.

    Responder
  7. La idea del templete es muy buena, sobre todo pista los autobuses de largo recorrido.

    Llegas a una parada donde tengas el otro remolque cargado y listo para enganchar y a seguir la ruta sin perder más de 2-3 minutos para cambio.

    Aparte todo el espacio que ocupados esa batería lo puedes dedicar a instalar más asientos y zona de carga, con lo que se amortiza antes la inversión en el eléctrico.

    Responder

Deja un comentario