Hyunday Hyunday
Super 73. La bicicleta eléctrica que quiere ser moto

Super 73. La bicicleta eléctrica que quiere ser moto


9222dde30c0321f314fd9eaa6477e705_original

Advertisement Advertisement

La startup californiana Lithium Cycles, ha presentado la Super 73 una bicicleta eléctrica que se queda cerca de ser una moto.  Lo ha hecho a través de la plataforma de financiación Kickstarter, gracias la cual esperan conseguir la financiación suficiente para llevar el proyecto a cabo. Y lo cierto es que las cosa no les va nada mal, ya que ya llevan casi 250.000 dólares de financiación, cuando el objetivo inicial era de 25.000.

El diseño de esta bicicleta eléctrica hace que su aspecto se parezca mucho al de una moto. Cuenta con unas ruedas muy anchas, poco habituales en as bicis. Al tratarse d euna bici, también cuenta con pedales para poder impulsarse sin necesidad de usar el sistema eléctrico. Eso sí, con esas ruedas y un peso de casi 30 kg, seguro que ir solo pedaleando requiere de bastante esfuerzo.

La Super 73 cuenta con un motor de 1 kW gracias al cual puede propulsarse hasta los 48 kilómetros por hora. Esto haría que en España estuviésemos hablando de un ciclomotor, al menos por velocidad. La batería es fácilmente extraíble y se encuentra debajo del asiento. Cuenta con una autonomía de hasta 32 kilómetros, aunque se alarga cuento más se use el sistema de pedaleo.

Uno de los mayores problemas es que no cuenta con ningún tipo de suspensión, algo que puede ser problemático si vamos a 48 kilómetros por hora. Eso sí, los frenos de ambos ejes son de disco.

A pesar de que, como su propio nombre indica, el diseño puede ser algo retro, la Super 73 cuenta con algunas características de nuestro siglo como puede ser un panel LCD y un puerto USB para cargar nuestros gadgets electrónicos.

Una apuesta arriesgada pero que de momento está teniendo una gran acogida en Kickstarter.

Fuente | Kickstarter



Compártelo:

3 comentarios en «Super 73. La bicicleta eléctrica que quiere ser moto»

  1. Es innecesaria la amortiguación, primero porque no es una mountain bike pensada para el campo y segundo porque que esos enormes neumáticos por si mismos hacen de amortiguadores.

    Por lo demás, me gusta el diseño y velocidad (EN EEUU) pero no nos gustara nada su precio.

    Responder
  2. «Esto haría que en España estuviésemos hablando de un ciclomotor»
    esto en EUROPA estaríamos hablando de un ciclomotor. no es solo cosa de España, por desgracia…

    Responder

Deja un comentario