Bombardier prueba con éxito un sistema de carga inalámbrica dinámica | forococheselectricos

Bombardier prueba con éxito un sistema de carga inalámbrica dinámica


bombardierLa tecnología de carga inalámbrica avanza a pasos agigantados y ya se habla de potencias de 200kW y eficiencias cercanas al 90%. La carga inalámbrica en movimiento tiene más camino que recorrer, nunca mejor dicho, por su mayor complejidad pero de convertirse tecnológica y económicamente viable, podría revolucionar la recarga de vehículos eléctricos.

Este mismo jueves, en un próspero barrio de Mannheim, el grupo Bombardier-Primove presentó los resultados de una extensa serie de pruebas de carga inalámbrica dinámica de un camión de 10 metros de longitud y 10 ton de carga admitida.

La longitud de 10 metros del camión le permite albergar en sus bajos 4 segmentos de recarga que se acoplan dinámicamente a otros 4 segmentos de 20 metros en total integrados en el suelo. Este sistema ha sido testado con éxito a velocidades del camión de 70km/h y a potencias cercanas a 200kW. Desafortunadamente, no se dan datos de eficiencia ni otros parámetros que puedan arrojar más luz sobre las conclusiones de la prueba.

bombardier 2Las primeras pruebas fueron realizadas en Enero de 2014 y desde entonces, el principal objetivo ha sido aumentar la seguridad y estabilidad del sistema. Es crítico asegurar la máxima estabilidad y precisión de la transmisión de energía para reducir todo lo posible el número de segmentos acoplados al pavimento.

Los patrocinadores de esta tecnología afirman que este sistema podría evitar las largas esperas durante la recarga y minimizaría el tamaño de batería necesario al recargar durante la marcha. Una analogía muy acertada es la del móvil y el coche, el primero sigue teniendo una función aunque esté cargando, se puede seguir usando. En cambio, el segundo es prácticamente inútil durante el tiempo que está parado cargando.

Bombardier-Primove vende actualmente sistemas de carga inalámbrica para autobuses, tranvías y coches eléctricos así como packs de baterías y sistemas de propulsión. Su primer autobús eléctrico empezó su actividad en Alemania a principios de 2014 y desde entonces, la feroz apuesta de esta empresa por la movilidad eléctrica y la carga inalámbrica está dando sus frutos.

Relacionadas | Comienzan las pruebas de los autobuses eléctricos con recarga por inducción de Bombardier

Fuente: Elektroauto

Compártelo:

8 comentarios en «Bombardier prueba con éxito un sistema de carga inalámbrica dinámica»

  1. Vamos a ver, un camión a 70 km/h tarda 0,97 segundos en recorrer los 20m que miden los segmentos de recarga, y en ese tiempo a 200kw de potencia de carga, le da tiempo a cargar solo 54 wh.
    Para poder llenar una batería pongamos que de 200 kwh de un camión que fuera todo el tiempo a 70km/h, harían falta 74 km de segmentos de recarga bajo el asfalto. Pues yo francamente no lo veo.

    Responder
    • No creo que esa sea la filosofia, la recarga en marcha será el futuro, al menos en ciudad.
      Es como llevar un plantógrafo sobre el coche, y unas baterías testimoniales para recorrer zonas sin (cobertura).
      Estoy seguro de que llegaré a verlo.

      Responder
    • Estoy de acuerdo contigo en los números que haces si bien difiero en algo porque a 70 km/h se tardan 1,03 seg. en recorrer 20 m y le aplico el 90 % de eficiencia a la potencia de recarga, en definitiva sale lo que tu dices de 74 km para recargar 200 kWh que para mi son 78,41 km.

      Si bien, a falta de que precisen más datos y de confirmar estos, a mi me parece una gran solución por no decir la gran solución, a la movilidad eléctrica, la recarga inalámbrica dinámica, como siempre me ha parecido.

      Sería el punto final a la eterna discusión del tiempo de recarga en viajes, para los coches de batería y quedaría sin argumentos cualquier otra alternativa.

      Con esos números redondeando a 80 km los necesarios para una recarga de 200 kWh podemos pensar que en una distancia de 400 km se deben poner 40 km de recarga, para recargar 100 kWh.

      Si un camión con un consumo de 50 kWh/100 km y 200 kWh de batería sale con la batería llena, a mitad de recorrido ha consumido 100 kWh, y se encuentra con los 40 km de recarga, al final de esa recarga tendrá 180 kWh en su batería ya que habrá podido recargar 100 kWh y habrá consumido en los 40 km 20 kWh, por lo que llega a destino con 80 kWh en la batería, cifra más que suficiente para ir tranquilo. Máxime si en la ciudad o punto de destino en los semáforos, por ejemplo, hay recargas inalámbricas que serán muy aprovechables dado el tiempo muerto de espera.

      En recorrer los 40 km habrá tardado unos 17 minutos a 70 km/h, que es perfectamente aceptable. No ha sido necesario además ninguna parada. (sin embargo si es recomendable).

      Pero además supongamos los 40 km necesarios para recargar los 100 kWh repartidos en cuatro tramos de 10 km, que a una velocidad de 70 km/h se recorren en 4,25 minutos. En cada tramo se recargan 25 kWh, por lo que un camión despistado que no haya recargado previamente cuando estaba parado, o que tenga poca batería, puede iniciar el viaje con 110 kWh en la batería (algo más de medio depósito) y llegar a destino con 10 kWh de reserva, lo que es factible. También es posible en ese caso la alimentación parcial en tramos.

      Los puntos de recarga se podrían poner en los puntos más lentos del recorrido, como por ejemplo rampas, de manera que la circulación a 70 km/h no fuera una limitación añadida y que incluso pareciera normal. En el caso de que no pudiera ser así con avisarlo, para el que quisiera recargar, sería suficiente.

      Lo dicho para camiones es trasladable a vehículos ligeros, con menor consumo. Todo esto no son más que números grandes y estimaciones iniciales, pero que me hacen pensar en la idoneidad de la solución.

      Creo que se deben afinar los problemas de posibles efectos adversos que la exposición duradera a campos electromagnéticos pueda dar a lugar (mejor siempre 4 tramos que uno) así como la eficiencia y fiabilidad del método, y con una masa crítica de coches capaces de aprovechar la tecnología puede ser la solución definitiva, con la posibilidad seguro de poder aumentar la potencia en un futuro.

      Responder
      • Si, es verdad me he equivocado en la división por ir rápido, tarda 1.028 segundos en recorrer los 20 m, pero la razón por la que no termino de verlo viable es el enorme costo de rellenar miles de kilómetros de carreteras, con miles de kilos de bobinas de cobre. ¿Quien se supone que tendría que afrontar esa enorme inversión?, por que el gobierno español actualmente apenas tiene recursos para mantener las actuales carreteras.
        Punto a parte serian los posibles problemas de seguridad, no seria divertido ir en bici sobre una gigantesca cocina de inducción.

        Responder
        • Con respecto al costo, es cuestión de prioridades.

          Por supuesto si fueran carreteras de nueva construcción una electrificación del 10 % de su longitud, no sería un gran impedimento, ya que los costes de expropiación suelen ser más limitativos.

          Como la mayoría no son tramos de variante ni carreteras de nueva creación, sería como digo antes un tema de prioridades sabiendo que ese 10% es un máximo, y que como bien dice Alb, con paradas intermedias se podría reducir.

          Si uno coge cualquier presupuesto de una administración pública, ve inmediatamente la cantidad de dinero malgastado e improductivo al que oficialmente se le da el visto bueno, por lo que como te digo es una cuestión de prioridades, más que de carencias.

          De todas maneras con una masa crítica de coches en las carreteras que pudieran utilizar el sistema, se podría dar entrada a la iniciativa privada, regulando muy bien su concesión. Negocios más claros que ese con esa masa crítica de coches, creo que son difíciles de encontrar y con un crecimiento exponencial a partir de ese punto.

          El tema de la inducción y sus efectos es otro cantar y habría que estar muy seguro antes de su construcción, de que las medidas o contramedidas adoptadas son suficientes y garantes de que no fueran perjudiciales para la salud humana o el medio ambiente.

          Pero estoy seguro de que ese escollo es franqueable, y desde luego entrar en un tramo de 10 km con sus hileras de placas solares a ambos lados (con margen de seguridad off course), sus baterías de respaldo y recargar tu coche en marcha, con energía solar por la enésima parte de lo que te cuesta ahora, tiene que ser toda una señora experiencia.

          Responder
      • 50kwh/100km circulando a 70km/h equivale a una potencia de 35KW.
        Si puede cargar a 200Kw entonces debe estar cargando el 17% del tiempo. Teniendo en cuenta durante los descansos del conductor puede estar recargando podria reducirse a tener que electrificar el 10% del recorrido.

        Responder

Deja un comentario