Opel trabaja en un plan B. Convertirse en un fabricante exclusivamente de coches eléctricos

Estos días están siendo muy intensos en Opel. La división europea de General Motors está siendo motivo de una serie de rumores. El primero lo hemos conocido el pasado martes, cuando saltó la noticia del interés del grupo francés PSA en hacerse con la propiedad de Opel.

Una opción que podría suponer el adiós definitivo al Ampera-e. La versión europea del Chevrolet Bolt, que debería comenzar su distribución este verano en Noruega.

Pero en las últimas horas el propio director ejecutivo de Opel, Karl-Thomas Neumann, ha indicado que están trabajando en una alternativa. En caso de que la venta no fructificase, Opel seguiría dentro del grupo General Motors, y comenzaría una profunda transformación para convertirse en un fabricante con una oferta 100% formada por coches eléctricos.

No hablamos de un cambio de la noche a la mañana. La idea sería comenzar la transición este mismo año, precisamente con el Ampera-e, y luego ir aprovechando las diferentes configuraciones que la plataforma del Bolt ofrecen, y que cuyo desarrollo ha sido confirmado por General Motors, y que permitirá ir ampliando la familia de eléctricos de forma gradual.

El proceso se culminaría en 2030, cuando saldrían de las fábricas de Opel los últimos modelos con motor de combustión. Fecha para la cual se convertirían en fabricantes en exclusiva de coches eléctricos.

La cuestión es que no hablamos de un plazo demasiado largo. Son apenas 13 años en los cuales Opel tendría no sólo que crear una oferta, también tendría que preparar sus fábricas europeas para albergar esa oferta, y posiblemente tenga que hacer algo respecto a la fabricación de baterías.

Algo más de una década para pasar de cero modelos fabricados, a una familia de al menos 10 o 15 modelos diferentes. Y es que no olvidemos que el propio Ampera-e sale de la planta que General Motors tiene en Michigan, y que son enviados a Europa.

Según las fuentes, esta primavera, como muy tarde en mayo, General Motors tendrá que tomar una decisión sobre Opel, y si da luz verde al proyecto de Karl-Thomas Neumann para comenzar a transformar Opel en un fabricante sólo de coches eléctricos.

Relacionadas | General Motors negocia con Citroën/Peugeot la venta de Opel. El Ampera-e podría no llegar a venderse

Vía | Manager-magazin

 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame