Hyunday Hyunday
Esta clásica pick-up Chevrolet de 1946 esconde el chasis y la mecánica de un Toyota Prius

Esta clásica pick-up Chevrolet de 1946 esconde el chasis y la mecánica de un Toyota Prius


Advertisement Advertisement

En Estados Unidos existe una gran tradición respecto a las modificaciones de coches. Desde restauraciones de clásicos abandonados y preparaciones para carreras de drag hasta swaps (cambios de motor), en Norteamérica se pueden ver toda clase de «engendros» gracias a sus normas de homologación mucho más laxas que las que tenemos aquí.

Esto tiene como parte positiva que allí es muchísimo más fácil realizar conversiones de coches clásicos a eléctricos, algo que en nuestro país es casi una utopía. Normalmente estos procesos consisten en sustituir el motor de combustión por uno eléctrico y llenar el maletero de baterías. Sin embargo, hay personas que lo llevan a niveles mucho más extremos. Ese es el caso que nos ocupa hoy.

Algunos coches clásicos reconvertidos a eléctricos

Joe Winter es un aficionado al mundo del motor con un cierto gusto por las creaciones extrañas. Por ello decidió hacer un proyecto peculiar partiendo de un Toyota Prius abandonado de primera generación y una antigua pick-up Chevrolet del año 1946 (todo un clásico).

Winter no se limitó a cambiar el motor de la vieja Chevy por el conjunto propulsor del Toyota, sino que fue un paso más allá. Despojó al Prius de su carrocería, dejando sólo el chasis y la mecánica. Después, procedió a adaptar la carrocería de la clásica camioneta a la plataforma del famoso híbrido japonés.

Una de las prioridades de Winter fue la de ocultar cualquier rastro del Prius en el exterior. Y lo consiguió con creces, pues vista desde fuera, su creación pasa por una destartalada pick-up de los años 40, comida por el óxido y con aspecto de estar mal conservada.

 

El nivel de detalle es tal, que incluso oculta el panel del Prius en el tablero original de la pick-up, pues ante todo quiere conservar la estética clásica de su vehículo. Una de las curiosidades más relevantes del coche es que ahora es tracción delantera, cuando originalmente era trasera.

Winter ha decidido bautizar a su creación como Chevyota Priuck (además de ser todo un manitas también tiene sentido del humor). En las concentraciones a las que ha acudido la inmensa mayoría de personas elogian su trabajo, pues a todos les sorprende ver acercarse a la vieja camioneta en silencio, impulsada por su motor eléctrico.

Relacionados

Fuente | Green Car Reports



Compártelo:

5 comentarios en «Esta clásica pick-up Chevrolet de 1946 esconde el chasis y la mecánica de un Toyota Prius»

  1. No se yo, a mi me parece más bien que montó todo el motor en el chasis de la furgoneta.
    No creo que el Prius lleve ballestas traseras, además me imagino que tendrá carroceria autoportente, como suelen llevar los coches modernos.
    O sea, que si la despojas de la carroceria, se convierte en un flan.

    Responder
    • Mirando mejor la foto, lo que me parece que ha hecho es unir la parte delantera del Prius al chasis de la Pick up, lo que le veo algo más de lógica.

      Responder
  2. Creo que la idea sería fatal… si tan solo colocamos los motores y las baterías del modelo P100D a cualquier clásico y verán como vuelven a la vida rodando mejor que nunca. Incluso uno que otro esperpento.

    Responder

Deja un comentario