Se retoman las entregas del BMW i3s. Primeras pruebas

Se retoman las entregas del BMW i3s. Primeras pruebas


Advertisement Advertisement

Recientemente, BMW se vio obligada a cesar la distribución del BMW i3s por problemas en su producción. Sin embargo, estos problemas han sido rápidamente resueltos por la marca alemana, que ha comenzado a entregar las primeras unidades de la versión deportiva del i3 a sus clientes.

Recordemos que el i3s sube de potencia respecto al i3 estándar, pasando de 170 cv a 184 cv. Además, dispone de unos ejes ensanchados, unas llantas de 20 pulgadas, una suspensión revisada de tarado más firme y una nueva configuración en la respuesta de los órganos mecánicos para hacerla más viva y deportiva.

Uno de los colaboradores de la página InsideEVs ha recibido recientemente su unidad, y ha realizado una interesante review del nuevo modelo, haciendo un repaso a sus características, su estética, su interior y todas las novedades asociadas a esta nueva versión.

Tom, el feliz propietario, ya había tenido anteriormente un BMW i3 REx (es decir, con extensor de autonomía). Tras sufrir un accidente con su coche en verano, decidió adquirir un i3s sin extensor, pues la nueva batería de 33 kWh suplía su necesidad de autonomía extra, algo que no era capaz de cubrir la vieja batería de 22 kWh con la que fue lanzado originalmente el i3.

Una de las diferencias que más destaca es el nuevo modo Sport, gracias al cual el i3s se transforma en un modelo más reactivo. La respuesta del acelerador se vuelve más viva y rápida, y la dirección se endurece, haciéndose más directa. Teniendo en cuenta el buen comportamiento del que ya gozaba el i3 convencional, suena muy prometedor.

El nuevo chasis revisado permite al i3s un comportamiento más preciso y ágil en curvas, si bien a cambio parece que pierde algo de confort por el camino. Algo con lo que probablemente los propietarios ya contaban cuando decidieron adquirirlo.

El aumento de potencia, sin embargo, apenas se deja notar. La aceleración es más contundente, sí, pero las prestaciones se mantienen casi invariables respecto al modelo original. Los apenas 14 cv de diferencia entre ambos modelos explican la escasa diferencia.

En el interior la mayor diferencia es el nuevo sistema multimedia iDrive, que parece más evolucionado que en la versión anterior. Sin embargo, la pantalla sigue sin ser táctil, algo que no se termina de entender en un coche que pretende mostrar la tecnología de vanguardia del grupo BMW.

Relacionados

Fuente | InsideEVs


puntos de carga

Compártelo:

3 comentarios en “Se retoman las entregas del BMW i3s. Primeras pruebas”

  1. Cuando conduje la versión normal me pareció duro de suspensión. Si la han endurecido aún más ya es excesivo para mi gusto.

    Responder
  2. Aumentar la potencia de un VE sin aumentar la batería o al menos mejorar la refrigeración de esta es un flaco favor al futuro comprador… A parte el I3 aun teniendo el mejor sistema de refrigeración hasta la fecha, no deja de ser una batería de 33,2 kWh con un motor de 137kW (184CV) son 5,5C… comparado con el ZOE que son 1,65C (68Kw/41 kWh)

    Responder

Deja un comentario