¿Qué modelos serán los encargados de electrificar Europa? La clave la podrían tener el Renault ZOE II y el Volkswagen I.D., que serán rivales directos

A día de hoy, en Europa se ofrecen diversos coches eléctricos: BMW i3, Volkswagen e-Golf, Hyundai IONIQ… Sin embargo, probablemente los dos modelos con una relación precio/autonomía más atractiva para los compradores europeos sean el Renault ZOE (eléctrico más vendido del viejo continente durante varios años seguidos) y el Nissan LEAF, que actualmente está liderando el mercado automovilístico noruego.

Sin embargo, y a pesar de moverse en unas cifras de ventas elevadas, no parece que ninguno de los dos modelos vaya a suponer la electrificación masiva del mercado. Este año y el que viene llegarán otros eléctricos asequibles de gran interés, como el Hyundai Kona Electric o el KIA Niro EV, que sin embargo se encontrarán lastrados por una producción limitada a pesar de sus buenas características técnicas.

Modelos como el Tesla Model 3, el Jaguar I-Pace, el Audi e-tron Quattro o el Mercedes-Benz EQ C tampoco serán una revolución en ese aspecto, pues su elevado precio los mantendrá alejados del gran público, si bien tendrán una importantísima labor al ser los responsables del comienzo de la electrificación del mercado premium europeo.

La clave para el salto definitivo hacia la electrificación masiva la podrían tener dos modelos que llegarán al mercado a finales de 2019: el Renault ZOE II y el Volkswagen I.D.

El Renault ZOE sufrirá una profunda evolución para su segunda generación. De acuerdo con Arnaud Deboeuf, vicepresidente senior de gestión estratégica de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, el ZOE de nueva generación competirá en el mismo segmento que el Nissan LEAF. Por lo tanto, el utilitario del segmento B crecerá de tamaño para convertirse en un compacto del segmento C, pasando de medir 4,08 metros a unos 4,25 metros.

El ZOE II estaría basado en la plataforma modular eléctrica CMF-EV de la Alianza, lo que permitirá al ZOE un espacio interior superior a su equivalente de combustión, el Megane. Se espera que cuente con varias baterías LG Chem de distinta capacidad, siendo lo más rumoreado unas de 45 kWh (unos 300 km reales de autonomía) y otras de 65 kWh (unos 400 km).

Debería tener como mínimo la misma potencia que el LEAF (150 cv). Además, tendría carga rápida en corriente continua y formato CCS Combo, así como en corriente alterna de hasta 22 kW. Respecto al precio, las sinergias harán que se reduzca en alrededor de un 20% según los cálculos de la Alianza, por lo que partiría de unos 25.000 euros con baterías en propiedad y antes de ayudas.

El Volkswagen I.D. será un modelo muy similar al Renault ZOE II. Será también un compacto de tamaño similar al Golf, y estará basado en la plataforma modular eléctrica MEB. Su espacio interior será equivalente al de un Passat (segmento D), y su autonomía bajo el ciclo NEDC estará comprendida entre los 400 km y 600 km (en condiciones reales, esto equivaldría a unos 250 km y 400 km respectivamente), lo que nos lleva a pensar en una oferta de baterías similar a la de Renault.

Si bien no se conoce todavía su precio, Volkswagen apunta a una cifra unos 8.000 dólares más baja que la del Tesla Model 3. Por lo tanto, el I.D. podría rondar los 25.000 euros, una cifra de nuevo similar al ZOE que les permitirá competir de forma más eficaz contra los vehículos de combustión.

Otros puntos en común entre ambos modelos serán los sistema de conducción autónoma, probablemente de nivel 2 para ambos. Sin embargo, puede que difieran en algunos puntos de relevancia, como la configuración mecánica: el I.D. podría ser tracción trasera, y el ZOE delantera.

Como se puede ver, serán dos modelos muy parecidos entre los que previsiblemente habrá una competencia feroz (Volkswagen es la marca más vendida de Europa, mientras que Renault la segunda). La combinación de una fabricación masiva, un precio atractivo, una amplia autonomía y un tamaño perfecto para el mercado europeo (compactos de tamaño contenido, lo que los haría ideales tanto para ciudad como para viajar) probablemente haga que estos dos modelos sean los auténticos responsables de la expansión definitiva del coche eléctrico en Europa.

La presentación de ambos vehículos debería tener lugar a finales de 2019, probablemente en el Salón del Automóvil de Frankfurt en octubre.

Compártelo: