¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

SparkCharge ofrece una batería portátil para extender la autonomía de los coches eléctricos

A muchas de las personas interesadas en un coche eléctrico les sigue preocupando la autonomía de los modelos que se encuentran a la venta en la actualidad. Pese a la evidente mejora en la tecnología de las baterías y de los nuevos vehículos eléctricos que están llegando y que quedan por llegar en los próximos años, muchos potenciales clientes quieren disponer de más autonomía para no quedarse tirados, en caso de no prever correctamente el trayecto a recorrer en un coche eléctrico.

Si te quedas sin autonomía en un coche eléctrico, lo normal es que tengas que remolcar el coche llamando a la grúa, pero los chicos de SparkCharge parecen haber dado con una solución a este problema.

Esta empresa ha lanzado un nuevo producto y se trata de un cargador de coches eléctricos portátil. Podríamos decir que se trata de un punto de carga en miniatura que se asemeja a los conocidos powerbank que son utilizados para cargar las baterías de nuestros smartphones. Cuenta con una capacidad energética total de 3,5 kWh, de los cuales 3,2 kWh son utilizables y puede proporcionar una potencia de carga de hasta 20 kW. El módulo de carga permite una intensidad de salida de hasta 40 A y un máximo de 500 V.

Esta unidad portátil de carga no hace gala de un peso ligero con sus 22 kg, pero es de esperar que así sea dada la capacidad de su batería y los componentes electrónicos necesarios para hacerla funcionar como punto de carga. Sus dimensiones son de 220 x 320 x 600 mm lo que permite llevarla en el maletero en caso de necesidad, aunque tal vez no quede demasiado espacio libre en él una vez la hayamos guardado.

Estas son las características de un solo módulo de batería, puesto que una de las ventajas de este sistema es que se pueden acoplar tantas como sea necesario para cada aplicación. Esto significa que se pueden apilar varios módulos formando una torre para aumentar la capacidad energética total al disponer de varias baterías conectadas de forma simultánea.

Podemos hacer un pequeño cálculo y sin tener en cuenta el peso extra de cada pack, un modelo con un consumo de 15 kWh a los 100 kilómetros podría ver como se incrementa su alcance en otros 21 kilómetros con una unidad, o 42 kilómetros si apila dos unidades. Así sucesivamente. 

Las baterías están formadas por celdas de formato 18650, un tipo muy conocido en el sector de las baterías. El sistema de carga rápida permite la utilización de los protocolos CHAdeMO y próximamente CCS. Quedaría por ver en este caso el rendimiento en cuanto a vida útil de un pack que sufre una descarga de más de 6C. Algo que no indican.

SparkCharge dice que está negociando con varias empresas la posibilidad de distribuir sus sistemas de carga portátiles para proporcionar a los conductores este servicio a través de la asistencia en carretera en caso de quedarse sin batería en sus coches eléctricos.

Por el momento este cargador portátil para coches eléctricos no cuenta con nombre oficial ni tampoco un precio que se dará a conocer en breve.

Fuente | SparkCharge

Relacionadas | Skoda presenta E-Mona, un proyecto de recarga de coches eléctricos con baterías portátiles

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame