Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Consejos a la hora de conducir un coche eléctrico en invierno | forococheselectricos

Consejos a la hora de conducir un coche eléctrico en invierno


Con la llegada del frío, son muchos los usuarios que se percatan de que sus coches eléctricos ven su autonomía reducirse y sus tiempos de carga aumentar. A pesar de que este tipo de contratiempos se ven parcialmente mitigados sin el fabricante ha decidido dotar al pack de baterías de un buen sistema de climatización, en ese artículo os daremos una serie de consejos para reducir los problemas asociados a las bajas temperaturas a la hora de conducir un coche eléctrico.

En trayectos relativamente largos, es importante planificar las paradas con antelación: al ser el tiempo de carga algo superior al usual, lo mejor será parar antes de lo que lo haríamos normalmente para contar con un porcentaje de batería superior y con ello reducir el tiempo de espera. Dicho de otra forma, lo mejor es no apurar la autonomía del vehículo, pues cuanto más haya que cargar, más tiempo tardaremos en poder retomar nuestro camino.

También es mejor ir a los cargadores rápidos con el coche «caliente»; es decir, debemos realizar las cargas rápidas después de haber estado utilizando durante un rato el vehículo (el suficiente para que las baterías hayan alcanzado una temperatura óptima) y no nada más arrancarlo por la mañana tras toda una noche parado. Esto permitirá que el tiempo de carga se reduzca.

En caso de dejar nuestro vehículo eléctrico estacionado, lo mejor es hacerlo si es posible conectado a la red eléctrica, sobre todo si la temperatura es inferior a los 0º C: la energía de la red es empleada por el coche para calentar el pack de baterías y mantenerlo a una temperatura óptima, algo que nos permitirá disfrutar de una mayor eficiencia cuando vayamos a conducirlo.

A pesar de que la autonomía de un coche eléctrico puede verse notablemente reducida con las bajas temperaturas, normalmente es más que suficiente para los desplazamientos diarios de la inmensa mayoría de la población. Como hemos indicado antes, en caso de tener que realizar un viaje relativamente largo, lo mejor será planificar las paradas de forma conservadora.

Los coches eléctricos equipados con bomba de calor (por ejemplo, el Renault ZOE) cuentan con una calefacción más eficiente; sin embargo, si nuestro vehículo dispone de asientos calefactados, lo mejor es emplearlos, pues su consumo energético es menor. Si tenemos el coche cargando, es recomendable programar con tiempo la temperatura del habitáculo.

Relacionadas | Los coches eléctricos son ideales para el invierno a pesar de su menor autonomía

Compártelo:

12 comentarios en “Consejos a la hora de conducir un coche eléctrico en invierno”

  1. Por eso es importante disponer de una batería de gran capacidad. Entre que el paso del tiempo la hace perder su capacidad total, entre que si en invierno hay un atasco en carretera por un accidente o unas obras, entre que si tienes un día prisa y le pegas unos acelerones, al final necesitas una buena batería. No deberían dejar fabricar baterías con menos de 60 kWh sin estar perfectamente refrigeradas. Es el todo de un coche eléctrico.

    Responder
  2. Enserio que los asientos calefactado consume menos que la calefacción del coche? Yo pensaba que los asientos calefactados consumía mucha energía.

    Responder
    • Unos asientos e incluso volante calefactor consumen muuuuuucho menos que una calefacción tradicional.

      Algunos eléctricos van con bomba de calor pero aún así, el consumo es muy muy inferior si solo usamos la calefacción de los asientos.

      Responder
    • Es como hablar de suelo radiante o radiadores. Si calientas el asiento y el volante, calientas cuerpo y manos y tu sensación de comodidad es parecida a la que se consigue calentando todo el habitáculo. Digo parecida porque si eres de esas personas, como mi mujer, que el frío te entra por los pies, no estarás del todo a gusto.

      Responder
    • No es que el sistema en sí consuma menos, es que estás calentado una zona mucho más pequeña, por eso, al final, consume menos.

      Responder
  3. Empezamos mal el artículo.
    Hablamos de usar el coche durante el invierno, ¿De que me sirve un sistema de refrigeración? De nada.
    Si no se es capaz de diferenciar una «Gestión térmica de la batería» de un » Sistema de refrigeración», mal vamos.
    Y si mi coche no tiene una «Gestión térmica» ¿De que me sirve tenerlo enchufado? De nada, porque, una vez cargadas las baterías, no las mantiene calientes.
    En vez de escribir una serie de obviedades, un artículo comparando los distintos sistemas de gestión térmica que llevan los coches, y que sistema lleva cada uno, sería más interesante.
    Por ejemplo, el Ioniq solo refrigeraba con el AA, así que cargar en invierno es medio un suplicio, porque no calienta las baterías, así que no puede cargar a alta potencia hasta que no se calienten de forma natural.
    Lo mismo con el Zoe.

    Responder

Deja un comentario