Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
La tecnología V2G y las baterías de respaldo en las estaciones de carga demuestran un impacto positivo más allá de los propios vehículos | forococheselectricos

La tecnología V2G y las baterías de respaldo en las estaciones de carga demuestran un impacto positivo más allá de los propios vehículos


En los últimos meses hemos visto como se ponían en marcha diferentes proyectos que buscan estudiar el resultado de sumar puntos de recarga rápida para coches eléctricos, baterías de respaldo, y la tecnología de carga inteligente V2G. Uno de los últimos ha sido presentado esta pasada semana en Alemania, donde se quiere demostrar que el potencial de esta suma es mucho más amplio de lo que podríamos pensar en un primer momento.

El proyecto, que ha contado con el apoyo del Ministerio de Energía alemán, y conducido por la empresa TenneT, ha supuesto la puesta en marcha de una estación de carga rápida a la que se conectan diferentes unidades del Nissan LEAF. Estos se encargarían de almacenar la energía sobrante procedente de los parques eólicos cercanos, permitiendo maximizar su rendimiento.

Según los responsables del proyecto. «Se trata de una solución vital para un desafío cada vez más común en el mercado energético alemán; donde parte de la energía se pierde debido a los cuellos de botella del transporte causados ​​por la alimentación descentralizada de energías renovables, y que en 2019 supuso un 46% de dicha producción

Esto ha supuesto según TenneT, la operador de sistemas de transmisión, el pasado año la producción eólica se ha limitado principalmente a la zona norte del país, mientras que en la zona sur no se ha podido aprovechar incrementando el uso de energía procedente de las centrales térmicas. Algo que indican tiene un coste ambiental, pero también económico que se podría mitigar con la recarga inteligente aprovechando el almacenamiento de millones de coches que permitirán almacenar los excedentes generados por las noches, liberando parte de esa energía durante las horas pico.

Pero además del uso de las baterías de los coches, los expertos indican que la propia instalación de packs de respaldo en las estaciones de carga también pueden permitir ampliar los beneficios de la tecnología.

Por un lado instalar una batería en una estación de carga rápida permitirá llevar este servicio a zonas en las que la infraestructura eléctrica no está preparada para ello. Estaciones donde la sección de cable está pensada para un consumo bajo, y no para estaciones de carga rápida para coches eléctricos. Y además hacerlo con una estación que podrá contar con un menor coste operativo al reducir la necesidad de contar con una elevada cifra de potencia contratada.

Al mismo tiempo, una vez que tenga el sistema de almacenamiento instalado, la estación podrá seguir facturando para su propietario incluso cuando no cuente con vehículos recargando. Lo puede hacer ofreciendo servicios adicionales a las redes eléctricas, como respaldo o como sistema para estabilizar la propia red.

Las posibilidades son infinitas, y por ejemplo se estima que un millón de coches eléctricos descargando sus baterías a apena 10 kW, supondría ofrecer a la red acceso a una potencia de unos 10 GW en cuestión de segundos. Una cifra casi despreciable para unos vehículos con baterías de entre 40 y 60 kWh de media, que podrían renunciar sin problemas a una pequeña parte de la carga de su batería.

Para los responsables de la iniciativa, la carga inteligente será esencial para acelerar la implantación de los vehículos eléctricos en el mercado ya que facilitará el despliegue de la red de recarga, y además hará este sector más atractivo en el aspecto económico para los inversores. Una tecnología a la que sólo le falta superar retos como habilitar el formato CCS Combo para su uso, y es que de momento no se puede usar esta tecnología con el formato más extendido y que más crece en todo el mundo, y también que otras marcas además de Nissan faciliten las baterías usadas procedentes de sus vehículos para darle una segunda vida como almacenamiento.

Relacionadas | Conectar un coche eléctrico a la red eléctrica mediante el V2G puede suponer unos ingresos anuales para el propietario de 460 euros

Fuente | Energy-storage

Compártelo:

8 comentarios en “La tecnología V2G y las baterías de respaldo en las estaciones de carga demuestran un impacto positivo más allá de los propios vehículos”

  1. Llámenme tonto, pero sigo sin ver el coche dentro de esta ecuación.
    Las baterías de respaldo del hogar y de los puntos de carga, vaya y pase, pero los coches…. Empezando que tienen que estar siempre enchufados, y no hay tantos enchufes y menos todos CSS2….

    Además, la empresas energéticas ya han demostrado que no son de fiar….

    Responder
    • Recordemos que Renault ya sacó algo bajo el ISO, y no era necesario un CSS Combo, realmente con un Type 2 lo hicieron posible, realmente la tecnología pasa al wallbox pero incluso en instalaciones fotovoltaicas ya está instalado.. solo falta una actualización o una pieza de hardware

      https://forococheselectricos.com/2019/06/renault-presenta-en-el-evs-de-lyon-el-un-sistema-v2g-para-el-zoe-hasta-7-kw-en-corriente-alterna-e-instalado-en-el-vehiculo.html

      Te apoyo en el punto del coche en esta ecuación salvo para casas de autoconsumo, justamente para ayudar, pero nada mas… porque justamente las empresas energéticas no te pagaran adecuadamente tu descarga residual y que tampoco asumirá los ciclos.

      ¿Que lo quieren las eléctricas? Muy fácil subvenciona al usuario la contratación de un vehiculo eléctrio pero te diran que no, que justamente les sale mas barato instalar baterías de respaldo.. lo que pasa es que quieren que el usuario asuma todo y ellos nada, pues no.

      Responder
    • Vamos me compro yo un coche electrico y lo ultimo que haría seria ceder la bateria de mi coche a cambio de unos centimillos para alimentar-regular la red electrica.

      Me lo llegaria a pensar si me regalasen el coche, de lo contrario, nanai.

      Responder
  2. Los mismos que ayer decían que el hidrógeno es el futuro, HOY vienen con que las pilas YÁ están dando buenos resultados.
    En Alemania les sobra energía renovable y es un problema.
    Ya inventará europa un sistema para que pagues por energía que no se iba a consumir.
    La gente está poniendo energía gratix (sus propios cargadores ) para que los coches eléctricos sean una realidad y los gobiernos no hacen más que poner palos.

    Responder
  3. Me pregunto quien va a dejar «exprimir» la batería de su coche, que puede haber cargado a 0,39€ (en el mejor de los casos) en una estación de recarga rápida, y sin embargo «ceda» sus kWh a un coste menor, (o incluso igual), por amor al arte, perdiendo ciclos de carga de su coche.

    Ya pueden inventar algún aliciente como quitar el termino de potencia en la factura o similar sí creen que algún incauto va a usar la red V2G para servicio de las eléctricas, en todo caso yo usaría mi eléctrico usando la V2G para uso propio, es decir recargar por la noche con tarifa nocturna, y usar esos kWh para consumo propio en horas punta.

    Responder
  4. Solo le falta eso, mas ciclos de carga y descarga a la bateria de mi leaf 40… con la degradación que ya tiene… Por la parte que le toca a Nissan, que no se gasten un € en V2G y que pongan una simple refrigeración a la bateria… Empecemos por lo básico, luego ya haremos virguerías…

    Responder
    • Hola,
      Puntualizar dos cosas:
      Es CCS2 (y no CSS2)
      y existen muchos tipos útiles de V2x donde x≠G que parece que es lo que asusta. Lo de siempre la idea es buena si se usa bien. Hay V2H V2B V2V …. no todo sería V2G para dárselo a las eléctricas

      Responder

Deja un comentario