El precio sigue siendo la principal barrera para el coche eléctrico

Un estudio realizado en Reino Unido para el broker financiero CarFinance 247 indica que el 37% de los conductores de coches de gasolina o diésel, no creen que puedan estirar su presupuesto para poder comprar un coche eléctrico.

Las cifras de la SMMT (Society of Motor Manufacturers and Traders) muestran que el 8% del total de las ventas de Reino Unido corresponden a coches eléctricos. Una cifra que si bien pone de manifiesto el crecimiento y penetración de esta tecnología en el mercado, revela que la movilidad cero emisiones aún está lejos de conquistar un volumen que ayude a cambiar la descarbonización de las ciudades y carreteras del país.

El estudio realizado para CarFinance 247 parte de una muestra de 2.002 conductores británicos, a los que se les mostraron los precios de coches eléctricos puros e híbridos de segunda mano en buen estado. La pregunta que se les realizaba buscaba conocer cuando pensaban que podrían adquirir uno de esos vehículos con su actual nivel de ingresos.

Aproximadamente el 24% dejó claro que no podrían nunca permitirse un coche eléctrico como el Model 3 de unos 47.000 euros. Un tercio confesó que podría estirar su presupuesto para llegar a un Golf eléctrico por unos 20.000 euros.

Por último dos de cada cinco respondió que en la actualidad tan sólo podrían adquirir un eléctrico tipo Nisan Leaf por unos 5.600 euros.

Entre los encentados un 21% indicó que no le gustaban los eléctricos. Dentro de este grupo, tres de cada cinco tenía unos ingresos de 84.000 euros/año o más. Este último grupo defendía su adversión a los coches eléctricos por su elevado precio.

Por su parte los millennials se decantaban por el coche a baterías que llega al 70% de aceptación entre aquellos entre 18 y 34 años. Por el contrario, sólo el 3% de los mayores de 65 años reconocían poseer un VE. De entre el grupo de edad más avanzada, el 22% apostaba por el coche eléctrico aunque el 24% admitía que no podría permitírselo.

Desde Italia llega otra encuesta

En el país transalpino se ha realizado un estudio similar por parte de Areté revela que el coche eléctrico deja de asustar a un consumidor. Los resultados indican que la ciudadanía ve con mejores ojos la electrificación del medio de transporte más popular del mundo.

El porcentaje disminuye al 87% si la alternativa es un verdadero coche 100% eléctrico. Este resultado es verdaderamente llamativo puesto que significa una confirmación del cambio de percepción sobre estos vehículos.

Pese a que estos estudios, una vez más, mezclan eléctricos puros con los mal llamados electrificados por medio de sistemas híbridos, no permiten observar cómo evoluciona la percepción del mercado respecto a los BEV.

El precio del VE sigue siendo la clave

La atracción sobre el eléctrico cambia cuando entra en juego la cartera. De la encuesta italiana, el 56% necesitaría financiación para la compra mientras que un 23% se declara dispuesto a pagar al contado a compra del VE.

El estudio italiano pone de manifiesto la pérdida de miedo al eléctrico. El 95% de los encuestados con edades comprendidas entre los 35 y os 56 años se muestran muy receptivos a comprar un híbrido.

A destacar que un 15% del total piensa que la mejor opción es el leasing o el alquiler a largo plazo.

Fuente Areté

La mayoría de las respuestas a la hora de considerar comprar un coche eléctrico coinciden por la cantidad ‘extra’ que estarían dispuestos a pagar por disfrutar de esta nueva movilidad.

Un 29% pagaría un 5% más por un coche eléctrico, el 38% aceptaría pagar llegar a un 10% extra respecto a un coche similar de combustión interna.

Por último, un 18% pagaría hasta un 15% de más y otro 12% aumentaría su presupuesto hasta llegar al 20%. Por último sólo un 3% reconoce que está dispuesto a pagar un 20% de sobreprecio por conducir un coche cero emisiones.

Compártelo: