Varias empresas aspiran a comprar StreetScooter, el fabricante de furgonetas eléctricas perteneciente a Deutsche Post

El proyecto StreetScooter data del año 2010, cuando la Universidad de Aachen creó esta startup con el objetivo de fabricar furgonetas de reparto eléctricas de corte asequible. En 2014 el gigante de paquetería alemán Deutsche Post adquirió la compañía debido a que fabricantes como Daimler o Volkswagen no ofrecían ningún vehículo comercial que se adaptara a sus necesidades.

Aunque en los últimos tiempos Deutsche Post ha tratado de encontrar un socio industrial para rentabilizar StreetScooter, los esfuerzos han sido infructuosos, pues los acercamientos a Chery y Ford no llegaron a buen puerto. Esto terminó conduciendo a una situación de insostenibilidad: StreetScooter acumula unas pérdidas aproximadas de 400 millones de euros.

La empresa ha producido más de 15.000 unidades de sus diferentes modelos; sin embargo, a partir de este año Deutsche Post se desvinculará del proyecto y comenzará a adquirir furgonetas eléctricas de otros fabricantes. A pesar de que inicialmente todo parecía indicar que StreetScooter desaparecería tras esta decisión, todavía queda un rayo de esperanza.

Aparentemente hay varios potenciales compradores interesados en la startup, entre los que tendríamos que destacar al fabricante de coches eléctricos alemán e.GO, que fue creado por el cofundador de StreetScooter, Günther Schuh. Tanto el grupo chino Chery como el proveedor Neapco también estarían interesados en adquirir la compañía.

En caso de que finalmente Chery tomara el control de StreetScooter, la producción de sus furgonetas eléctricas se trasladaría a China para abaratar su precio. Sin embargo, la oferta realizada por la empresa asiática (50 millones de euros) se considera demasiado baja, lo que le da una oportunidad a otros interesados en hacerse con la startup.

A día de hoy la gama de StreetScooter está formada por tres furgonetas: Work, Work L (desarrollos propios de StreetScooter que por tamaño podríamos comparar con modelos pequeños como la Renault Kangoo Z.E.) y Work XL (esta última furgoneta, mucho más grande que las anteriores, es un desarrollo conjunto con Ford y se basa en la popular Transit).

Fuente | Manager Magazin

Relacionadas | Amazon sólo usará energía renovable en 5 años y deja ver su nueva furgoneta eléctrica

Compártelo: