Invicta D2S ¿Merece la pena el coche eléctrico más barato del mercado español?

El Invicta D2S es un pequeño coche eléctrico chino que ha llegado al mercado español con la intención de hacerse un hueco en la parte baja de precios. Una propuesta que ha bajado algo sus pretensiones iniciales en cuanto a coste y que se ha convertido en la opción más económica del mercado español. Pero queremos analizar si merece la pena pagar estas cifras, o habrá alguna alternativa tanto a estrenar como en el mercado de ocasión.

Para empezar vamos a recordar la propuesta de Invicta. El D2S es un pequeño urbano biplaza de 2,81 metros de largo (solo 11 centímetros más que un Smart EQ fortwo) encuadrado en el segmento A. El modelo se comercializará en tres versiones con dos configuraciones mecánicas: una de 17 kW (23 CV) y otra de 27 kW (37 CV). En ambos casos el coche es tracción delantera y ofrece una velocidad máxima de entre 85 y 105 km/h según versión.

La batería por su parte es un pack de litio-ferrofosfato de 17 kWh en su versión de acceso, mientras que la más capaz sube hasta los 27 kWh. Cifras con las que consigue una autonomía de 150 y 250 kilómetros respectivamente. Cifras que el fabricante no indica bajo que ciclo han sido logradas, pero que sabemos que son del vetusto NEDC. Por lo tanto podríamos estar hablando de entre 130 y 217 km WLTP estimados. Cifras que además necesitarán algo de paciencia para su recarga que apenas llega a los 3.7 kW de máximo.

El D2S 17 kW incluye un equipamiento de serie bastante extenso, y ya en la versión básica encontramos elementos como los sensores de aparcamiento, cámara de marcha atrás, pantalla táctil de 9 pulgadas con navegador, radio, Bluetooth y conexión USB y SD…, mientras que el D2S 27 kW añade el aire acondicionado. Por lo tanto, eso quiere decir que en la de acceso no tendremos este elemento.

Pero din duda el aspecto clave de este modelo son sus precios. Y es que como hemos comentado, en su presentación inicial a finales de 2020 los precios eran bastante elevados. 21.205 euros para la versión de 17 kW y 23.705 euros para la de 27 kW.

Por suerte ahora estas cifras son algo más accesibles, y por ejemplo podemos ver en la página web del distribuidor que la versión intermedia de 17 kW está de oferta por apenas 15.794 euros gracias a los 4.211 euros de descuento de la marca, y que se pueden quedar en 9.995 euros si podemos acceder a las ayudas públicas. Por su parte la versión de más potencia y batería se queda en los 19.494 euros con el descuento, que se quedarían en 13.900 euros con las ayudas.

Comparativa contra otros coches eléctricos baratos

Si echamos un vistazo al mercado, vemos que incluso en el mercado de los coches nuevos ya podemos encontrar propuestas por un precio muy similar, incluso si lo comparamos con las versiones de acceso.

Uno de los próximos lanzamientos sin duda será una alternativa especialmente competitiva en este apartado de precios. Hablamos del Dacia Spring, que llegará en el segundo semestre del año a nuestro mercado con un precio antes de ayudas de 16.548 euros. Algo que nos dejaría después de incentivos en torno a los 12.500 euros.

Un modelo más grande, 3.73 metros de largo, capacidad para cuatro personas y un maletero de 290 litros, que monta un motor de 33 kW (45 CV) y 125 Nm de par que le impulsa hasta una velocidad punta de 125 km/h, mientras que su batería de 27,4 kWh le proporciona una autonomía de 230 km WLTP. Añade además carga a 7 kW en alterna, y hasta 30 kW en continua.

Probamos el SEAT Mii electric

Un peldaño por encima en precio está el SEAT Mii eléctrico. El uno de los tres trillizos del grupo Volkswagen está disponible en la página de la marca desde los 18.900 euros antes de ayudas, que se colocarán en torno a los 14.000 euros si las restamos. Cuenta con un cuerpo algo más pequeño que el Spring, con 3.54 metros de largo, cuatro plazas y un maletero de 250 litros.

Su motor rinde 61 kW (83 CV) y 212 Nm de par, que le convierten con diferencia en el más rápido de los tres, pudiendo llegar a una velocidad punta de 130 km/h. Su pack de baterías de 32,3 kWh, y le da una autonomía de 259 km WLTP. En cuanto a la carga, alcanza un máximo de 7,2 kW en corriente alterna y de 40 kW en corriente continua.

ModeloCuerpo largoPotenciaBatería*Autonomía WLTPPrecio**
Invicta D2S L72.81 m17 kW17kWh130 km11.995 euros
Invicta D2S M12.81 m27 kW27 kWh217 km19.494 euros
Dacia Spring3.73 m33 kW27.4 kWh230 km16.548 euros
SEAT Mii3.54 m61 kW32.3 kWh259 km18.900 euros
* capacidad batería neta, desconocida en el Invicta **Precio del fabricante y antes de ayudas

Como vemos, los bajos precios del Invicta no justifican su compra frente a unos rivales contra los que solo puede ofrecer su pequeño tamaño como único argumento, siendo superado con claridad en el resto. Y eso que no hemos jugado la baza de los modelos de ocasión o km0, que pueden ser una alternativa todavía más interesante para los que el precio es la principal prioridad.

Si echamos un rápido vistazo, podemos ver alternativas de tamaño simulares como el Smart ForFour, con sus 3.49 metros de largo, motor de 60 kW, y batería de 16.8 kWh útiles, que le permiten lograr una autonomía WLTP de 135 km, en unidades de apenas 18.000 km y precio desde 12.500 euros. Algo menos si optamos por su hermano, el ForTwo, con sus dos plazas y un cuerpo algo más pequeño que el invicta, 2.69 metros de largo, que en le mercado de ocasión arranca en torno a los 11.900 euros para la versión del 2018.

Incluso podría ser mejor compra el veterano Citroën C-Zero. Uno de los primeros coches eléctricos modernos que cuenta con un tamaño casi idéntico al Smart, 3.48 metros de largo, motor de 47 kW, batería de 14.5 kWh útiles, y también unos 130 km de autonomía WLTP estimada, que añade además recarga rápida a 40 kW. Una propuesta con unidades casi a estrenar, unos 8.000 km, con precios de apenas 9.900 euros

Relacionadas | El Dacia Spring frente a sus rivales: FIAT 500, Renault Twingo Electric, SEAT Mii electric y Smart EQ forfour. ¿Cuál es el mejor coche eléctrico asequible?

Más info | Invicta

Compártelo: