Eviation se prepara para los primeros vuelos de su avión eléctrico con batería de 820 kWh y autonomía de 814 km

Después de completar la fase de desarrollo con su primer prototipo, una pequeña Cessna de 9 pasajeros, el fabricante Eviation ha confirmado que ya ha recibido los motores eléctricos para el que será su gran apuesta. Un avión eléctrico de medio alcance con capacidad para 11 personas que quiere ser la punta de lanza de los sistemas eléctricos en la aviación.

En el caso del primer prototipo, se trataba de un sistema diseñado y fabricado por la compañía magniX, que cuenta con una potencia de 280 kW, apenas 71 kilos de peso, y una eficiencia del 93%. No se ha confirmado su el modelo final tendrá estas mismas cifras, pero si que podrá alcanzar una velocidad máxima de 407 km/h.

Uno de los puntos cruciales de esta propuesta es su batería. Un gigantesco pack de 820 kWh (celdas NCM) que según los diseñadores, le permitirá completar recorridos de hasta 814 kilómetros con una carga completa, con todavía 45 minutos de vuelo de reserva adicionales. Algo que le abre las puertas a los desplazamientos regionales que podrán ser completados en un tiempo más corto que en coche o tren, y sin las emisiones ni el ruido de los aviones convencionales.

Precisamente la batería es uno de los principales retos para el proyecto, ya que solo el pack tiene un peso de nada menos que 3.720 kilos. Una cifra que supone más de la mitad del peso máximo de despegue que se queda en 6.668 kilos.

Desde la compañía esperan que el efecto bola de nieve les beneficie como ha sucedido con los coches eléctricos. Unos modelos que serán en una primera fase más costosos de adquirir que los dotados de motores que usan combustibles fósiles, pero que esperan convenzan a los compradores gracias a sus reducidos costes operativos.

Una alternativa que puede romper muchos moldes y que de lograr completar con éxito sus vuelos de demostración, abrirá una nueva alternativa para electrificar los vuelos de corta y media distancia que se beneficiarán de la constante evolución de las baterías que ofrecerán cada vez diseños más ligeros y mayores autonomías.

Unos trabajos que además de pavimentar la implantación de aviones eléctricos, permitirá acelerar el no menos importante proceso de ganarse la confianza de clientes y usuarios en una tecnología en la que muchos no creen incluso en aplicaciones terrestres, y que sin duda contará con más recelos a la hora de ponerse a volar.

Relacionadas | Este avión eléctrico tiene más de 900 kilómetros de autonomía y baterías de OXIS Energy

Compártelo: