Ford se adelanta a Renault y a Tesla: las baterías del Mustang Mach-E son estructurales

El ingeniero Sandy Munro, especializado en análisis de manufactura, saltó a la fama hace unos años gracias a los despieces de vehículos de Tesla que colgaba en YouTube. Por las manos de este técnico, que es propietario de una prestigiosa consultoría de ingeniería, también han pasado coches eléctricos de otras marcas como el Volkswagen ID.4, rival del Tesla Model Y.

El último vehículo «víctima» de sus rigurosos exámenes ha sido el Ford Mustang Mach-E, situado en el mismo segmento que los antes mencionados Model Y e ID.4. Tras semanas de trabajo, Munro ya ha analizado aspectos como los trenes rodantes, el ensamblado de las puertas, los asientos, etc. Sin embargo, a la hora de desmontar la batería del todocamino estadounidense se ha llevado una sorpresa.

Aparentemente, el pack ha sido diseñado para ser parte de la estructura del vehículo; de hecho, es lo que mantiene unido todo el automóvil. Las estructuras que rodean la batería no tienen ninguna función más allá de proteger a los pasajeros y al propio pack en caso de choque. El conjunto tiene un peso total de 485 kg, mientras que la batería arroja una capacidad útil de 68 kWh.

El hecho de que Ford haya decidido utilizar baterías estructurales en su nuevo coche eléctrico es casi tan sorprendente como la ausencia de publicidad por parte de la marca de este hito. Como los lectores recordarán, Tesla anunció a bombo y platillo el año pasado que sus futuros coches eléctricos contarían con baterías estructurales, comenzando por el Model Y fabricado en Giga Berlín.

La importancia de las baterías estructurales

Las baterías estructurales tienen numerosas ventajas frente a un pack convencional independiente del bastidor del vehículo: permiten mejorar el aprovechamiento del espacio, y con ello la capacidad del pack y la autonomía del automóvil; ahorran peso; reducen los costes de producción… En definitiva, son el futuro de la industria.

Ford y Tesla no son las únicas compañías en apostar por esta solución. Sin ir más lejos, Renault recientemente confirmó que el inminente Megane E-TECH Electric, que se presentará en otoño, contará con un pack de baterías integrado en el monocasco que además tendrá la peculiaridad de ser el más fino del mercado (apenas tendrá 11 centímetros de alto).

Actualmente Ford comercializa cuatro versiones del Mustang Mach-E en nuestro mercado: Standard Range RWD (76 kWh brutos de batería, 440 km WLTP de autonomía, tracción trasera), Extended Range RWD (99 kWh brutos de batería, 610 km WLTP de autonomía, tracción trasera), Standard Range AWD (76 kWh brutos de batería, 400 km WLTP de autonomía, tracción total), Extended Range AWD (99 kWh brutos de batería, 540 km WLTP de autonomía, tracción total).

Fuente | Ford Authority

Relacionadas | El Ford Mustang Mach-E GT mejora la estimación de autonomía de la marca bajo el ciclo EPA

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame