El 40% de los coches vendidos por los principales fabricantes estadounidenses (Ford, General Motors, Stellantis) en 2030 serán eléctricos | forococheselectricos

El 40% de los coches vendidos por los principales fabricantes estadounidenses (Ford, General Motors, Stellantis) en 2030 serán eléctricos


De acuerdo con una fuente familiarizada con el asunto, los tres principales fabricantes de automóviles estadounidenses (Ford, General Motors y Stellantis, matriz de Chrysler) finalmente darán su brazo a torcer y se comprometerán a que entre el 40 y el 50% de sus ventas en el país norteamericano se correspondan con vehículos eléctricos de cara al año 2030. Para lograr este objetivo contarán con el respaldo económico del gobierno estadounidense.

Esta y otras novedades se anunciarán durante un evento que tendrá lugar este mismo jueves, en el cual también se revisarán los objetivos de emisiones para el año 2026. Aunque está previsto que a dicho evento acudan el presidente Joe Biden y los directores ejecutivos de Ford, General Motors y Stellantis, habrá una ausencia muy destacada: Tesla, el principal fabricante de automóviles eléctricos del país.

Está previsto que Biden comparezca a las 21:00 del jueves (hora española) para explicar la estrategia que seguirá su Administración para reforzar la industria automovilística nacional. «Cuando digo que los vehículos eléctricos son el futuro, no estoy bromeando. Sintonicen para recibir noticias importantes mañana».

Aunque todo parece indicar que el evento se centrará en los fabricantes autóctonos, la mayoría de grupos extranjeros (Honda, Nissan, Volkswagen…) posiblemente también apoyen la batería de medidas que prepara el Ejecutivo. Sin embargo, hay muchas dudas respecto a la postura que tomará Toyota, que de acuerdo con un informe publicado por el New York Times está realizando labores de presión en el Congreso contra los ambiciosos planes de electrificación del gabinete.

Biden anunciará la nueva batería de medidas hoy a las 21:00 (hora española)

En cualquier caso, se prevé que los fabricantes lancen una declaración conjunta vinculando los objetivos de electrificación al apoyo económico del gobierno. En paralelo, el sindicato United Auto Workers se ha mostrado en contra del enfoque de la Administración Biden, advirtiendo que la transición a la movilidad eléctrica podría poner en riesgo numerosos puestos de trabajo.

En un comunicado publicado el miércoles, el presidente del United Auto Workers, Ray Curry, ha declarado que aunque el sindicato apoya los planes del gobierno para expandir la producción de vehículos eléctricos, no debería establecer plazos ni cuotas para así preservar el empleo de miles de trabajadores de la industria automotriz autóctona.

Los rumores señalan que Biden será más conservador que Obama en sus objetivos de reducción de emisiones: en lugar de la reducción anual del 5% exigida por el predecesor de Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos tendría previsto rebajar este porcentaje a un 3,7% anual.

Fuente | Reuters

Relacionadas | Rivian llenará los parques naturales de Estados Unidos con cargadores de coches eléctricos

Compártelo:

7 comentarios en «El 40% de los coches vendidos por los principales fabricantes estadounidenses (Ford, General Motors, Stellantis) en 2030 serán eléctricos»

  1. Flipo muy fuerte. Que haya analistas que no sepan diferenciar un crecimiento lineal de uno exponencial. Anuméricos intentando predecir el futuro. ¿Qué podría fallar?

    Responder
  2. El 40% es lo que les gustaría que fueran eléctricos para seguir vendiendo el 60% de térmicos, pero la realidad va a ser, que en 10 años nadie querrá comprar chatarra térmica, cuando habrá eléctricos más baratos y con mejores prestaciones que sus homólogos térmicos.

    Por lo tanto en el 2030 el 100% de ventas serán eléctricos, otra cosa es que en lugar de vender ellos 10 millones de coches solo puedan vender 4 millones, por que no se han adaptado a fabricar más eléctricos.

    Responder
    • Pasas por alto una cosa muy importante, el consumidor americano no tiene nada que ver con el europeo o el chino, y en la america «despoblada» mucho menos.
      El ejemplo lo tienes a dia de hoy donde se siguen vendiendo coches con consumos de mas de 15 litros a los 100.
      USA its different, no tienes mas que ver como siendo la economía mas grande del planeta la introducción del BEV es casi ridícula comparado con Europa o China, y allí no valen las excusas de los sueldos bajos o que no hay SuCs……
      Aparte de precio hará falta una tarea de concienciacion social y eso no se hace en 3 días mas teniendo en cuenta la presión que hay allí de los lobbies del petróleo (USA esta entre los 3 países que mas petróleo produce del mundo, que algunos continúan pensando que el petróleo solo sale de Oriente Medio)
      No obstante cuantos mas modelos haya mejor que mejor pues el efecto boca a boca es importantisimo en ese tipo de mercados

      Viva la competencia

      Responder
      • Los americanos en cuanto Hummer, Rivian, Ford, Tesla, GM saquen sus pick-up eléctricas, no van a querer volver a comprar ni una sola que no sea eléctrica.

        Los americanos tendrán gustos distintos, pero frente a un coche que puedan cargar en sus casas gratis (ellos sí tienen tejados para placas solares), y uno que tengan que pagar cientos de dolares al mes, la decisión está clara.

        Responder
      • Allí son más de cybertruck que de Passat .

        El Passat pasará a la historia y el cybertruck tiene más de un millón de reservas.

        Vivan los apoyos a Tesla , aunque sea unos años tarde .

        Responder
  3. Eso dicen ahora. Poca ambición. Ya revisarán en breve al alza.
    Se antoja un objetivo pobrísimo, simplemente leyendo la noticia anterior a esta.

    Responder
    • Es un paripé equilibrista entre el cambio real que habrá y las presiones de los fabricantes y petroleras para sostener el chiringuito del petróleo lo máximo posible.

      Para 2030 pocos térmicos se van a vender. Si pueden comprar un F150 con 600 km de autonomía (por poner algo, a saber qué autonomía tendrán en 2030) a un precio parecido al de un térmico, con una aceleración muy superior, mucho más barato de mantener, más cómodo…

      Siempre habrá nostálgicos y recalcitrantes, pero al final las marcas dejarán de producir térmicos porque ya no les resultarán rentables.

      Responder

Deja un comentario