¿Puede ser el BYD E6 el coche eléctrico que rompa el mercado?

Aunque ha sido una de las primeras marcas en aventurarse en Europa, BYD ha estado últimamente en un segundo plano trabajando sin hacer mucho ruido. Pero el desarrollo de sus económicas baterías LFP les está permitiendo reducir costes. Algo que por ejemplo ha convertido al nuevo BYD E6 el coche eléctrico más barato en mercados como Australia.

Está claro que la oferta allí no es tan grande como en Europa, algo motivado por factores como la ausencia de ayudas del gobierno central y los elevados impuestos. Pero poco a poco los eléctricos se abren paso y como ejemplo la llegada de la nueva generación del E6 que ha roto el mercado con un precio que se distancia de forma importante incluso de otros modelos asiáticos de coste razonable, como MG.

Como recordamos, el BYD E6 es un monovolumen de 4.65 metros de largo y espacio para cinco cómodos pasajeros y su carga en un enorme maletero de 580 litros con la segunda fila levantada. Una propuesta muy popular en China dentro de sectores como el taxi, pero que puede encajar también en otros como los familiares.

Monta un motor con una potencia de 70 kW (aunque algunos medios indican 100 kW) y que le impulsa hasta una velocidad máxima de 130 km/h. Una cifra de potencia que sin duda puede ser su punto más flojo ya que hablamos de un modelo que cuenta con un peso de 1.900 kilos.

Este motor se alimenta de una batería de litio-ferrofosfato (LFP) de 71.7 kWh útiles. Un pack formado por celdas Blade, que suponen un salto adelante en cuanto a densidad energética y que ofrecen beneficios como un menor peso, y una larga vida útil. Una batería que le permiten recorrer 522 km bajo el ciclo de homologación chino, que serán unos 450 kilómetros WLTP.

Para la recarga, el E6 cuenta con una toma CCS Combo 2 capaz de acceder a una potencia máxima de 60 kW, que le permiten lograr una carga hasta el 100% en una hora y media. Un sistema que completa con un cargador interno en alterna de hasta 40 kW, una de las cifras más elevadas del mercado, que supone que con una toma de estas características podrá hacer el 0% al 100% en una 1.8 horas.

Pero sin duda su punto más importante en este caso es el precio. Y es que BYD ha logrado lanzar el E6 en Australia con un coste de 39.990 dólares australianos. Una cifra que puede que no nos diga mucho pero que suponen 25.000 euros al cambio. 

También podemos compararlo con el precio del hasta ahora coche eléctrico más barato de este mercado, el MG ZS, que arranca en los 44.990 dólares australianos, o 28.100 euros al cambio. Algo que nos indica que el BYD es 3.100 euros o un 12% más económico que el MG.

Esto supondría que aplicado las diferencias a las cifras del mercado europeo, el E6 podría salir a la venta en torno a los 27.000 euros antes de ayudas o promociones. Sin duda un coste que a falta de conocer detalles como sus niveles de seguridad, equipamiento y calidad, podría permitirle irrumpir en Europa con mucha fuerza como una alternativa low cost y de amplio espacio.

Relacionadas | El Wuling HongGuang, el coche eléctrico más barato de China, llegará por fin a España con un precio de 15.995 euros

Compártelo: