Michigan construirá una autopista con carga inalámbrica para coches eléctricos, autobuses y lanzaderas

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, ha hecho públicos los planes para construir la primera carretera en los Estados Unidos de América que permitirá cargar vehículos eléctricos mientras circulan por la vía.

Para Whitmer, “Michigan fue el hogar de la primera milla de camino pavimentado, y ahora estamos allanando el camino para los caminos del mañana con una infraestructura innovadora que apoyará la economía y el medio ambiente, ayudándonos a lograr nuestro objetivo de ser neutros en carbono para el 2050”.

Desde el Departamento de Transporte de Michigan (MDOT) y la Oficina de Movilidad y Electrificación Futuras anuncian su asociación para un proyecto piloto de carga inductiva para vehículos eléctricos.

Este se desarrollará mediante un tramo de una milla de carretera preparada para la recarga inalámbrica de coches eléctricos entre los condados de Wayne, Oakland o Macomb, que permitirá que el transporte público y los vehículos privados se carguen mientras viajan.

La red se financiará inicialmente con 1,25 millones de dólares, incluyendo un estudio de viabilidad. Posteriormente se subvencionará la instalación mediante el programa Charge Up MI del Departamento de Medio Ambiente, Grandes Lagos y Energía de Michigan (EGLE).

El hardware empleado será de carga rápida en corriente continua de nivel 2, «dependiendo de la infraestructura eléctrica en el lado del host«.

Michigan está haciendo de la infraestructura de vehículos eléctricos una prioridad. MDOT ha planeado un corredor de vehículos conectados y autónomos en el sureste de Michigan y tiene en la actualidad más patentes relacionadas con la movilidad que cualquier otro estado de la unión, así como un mayor número de ingenieros per cápita que en cualquier otro lugar del mundo, según fuentes del estado.

La carga de vehículos eléctricos está identificados como uno de los principales obstáculos para la adopción de vehículos eléctricos. Estados Unidos tiene alrededor de 110,000 estaciones de carga en la actualidad, pero los expertos en energía y automoción indican que el país norteamericano necesita al menos de 10 veces esta cantidad para que el plan de coches eléctricos del presidente Biden funcione.

En comparación, según fuentes estadounidenses la Unión Europea tiene casi 200,000 estaciones de carga, mientras que China alcanza una cifra superior a las 800,000.

Además de la franja propuesta de carretera de carga inalámbrica, la gobernadora Whitmer también anunció una expansión del Circuito EV del Lago Michigan, una ruta de vehículos eléctricos alrededor del lago Michigan, uno de los cinco Grandes Lagos de América del Norte.

Los nuevos puntos de carga a lo largo del Circuito de coches eléctricos del Lago Michigan incluirán carga rápida con CC o de nivel 2, dependiendo de la infraestructura eléctrica disponible. La inversión llegará a los 1,25 millones de dólares a través de subvenciones que estáran próximamente disponibles inicialmente.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame