¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Según Quantrom, los autobuses eléctricos ya pueden igualar en precio a los diésel

Los sistemas eléctricos se han mostrado como una excelente alternativa para sectores como los autobuses eléctricos. Ofrecen silencio, menores emisiones y unos costes operativos más reducidos. La principal barrera es el coste de los mismos. Pero según el fabricante alemán Quantrom, esto podría ser ya cosa del pasado y confirma que su modelo igualará en costes de los diésel.

A finales de este año, Quantron lanzará al mercado su nuevo autobús eléctrico. Un modelo de 12 metros con capacidad para entre 71 y 95 pasajeros, diseñado para trabajos en zonas urbanas que además estará disponible en dos versiones: una versión 100% eléctrica alimentada por baterías, y que comenzará sus ventas antes de terminar este mismo 2021, y una variante a hidrógeno, que abrirá los pedidos a partir de la primavera de 2022.

El vehículo ha sido desarrollado por un consorcio europeo-asiático de empresas especializadas en movilidad eléctrica. Por un lado las baterías serán fabricadas por la china CATL, mientras que las pilas de combustible de hidrógeno llegarán de la mano de la canadiense Ballard Power.

El primer modelo contará con un sistema de propulsión dotado de una potencia de 250 kW (340 CV) par motor de 3.400 Nm y una autonomía de entre 160 y 280 kilómetros gracias a una batería que podrá contar con capacidades de entre 242 kWh, 281 kWh, 363 kWh y 433 kWh. Esta podrá ser cargada en tomas de hasta 80 kW, formato CCS Combo 2, con la que tardará entre 3 a 6 horas para una carga completa según la configuración.

A falta de conocer su diseño y equipamiento final, lo más interesante es que durante su presentación los responsables de Quantrom han indicado que han logrado rebajar los costes de producción de su modelo, algo que les ha permitido llevar el precio de venta hasta cifras muy similares a los modelos diésel de similares características.

Un aspecto fundamental que puede suponer un punto de inflexión para el sector de cara a una adopción que a pesar de que avanza, lo hace de una forma bastante lenta. Algo que como vemos no debería estar mediatizado ya por cuestiones técnicas, ni tampoco ahora económicas.

Fuente | Quantron

Relacionadas

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame