Opel abre los pedidos de Movano-e, a partir de 57.990 euros en Alemania

La generación actual de Opel Movano forma parte del universo de Stellantis (PSA+FCA). La versión eléctrica, Movano-e, fue desvelada en mayo, poco después de que esta denominación comercial cumpliese 20 años -por entonces era un derivado de Renault Trafic-. Acaba de ponerse a la venta en el mercado alemán, y como no hay precios todavía para España, nos sirven como referencia.

La furgoneta Movano-e está disponible con cuatro longitudes, tres alturas y de 8 a 17 m3 de volumen de carga, al igual que las versiones con motor diésel. La única diferencia a efectos logísticos está en la carga máxima que soportan, considerando los paquetes de baterías. Al igual que en la Fiat e-Ducato, el motor eléctrico entrega 90 kW/122 CV y hay disponibles dos paquetes de baterías, de 37 kWh o de 70 kWh; 117 a 224 km de autonomía WLTP al cambio.

Los precios arrancan en Alemania en 57.990 euros por la versión más pequeña y con 37 kWh, excluyendo el IVA vigente allí, del 19%. Como opta a una ayuda de 7.500 euros, se podría adquirir a partir de 50.490 euros. Sirva de comparación que el modelo diésel más económico -2.2 Diesel de 88 kW/120 CV- está por 32.580 euros, sin IVA.

Dado que el Opel Movano-e es para uso profesional, consideramos que el IVA no se paga -lo correcto es decir que los profesionales se lo deducen- y que no hay que pagar el impuesto de matriculación al ser de categoría N1. Sí habría que añadir el IVA en el caso de que un particular quiera un Movano-e para usarla como base para una transformación tipo camper, y el capricho saldría bastante caro… Eso sí, tampoco pagaría el impuesto de matriculación porque homologa 0 g/km de CO2.

En resumidas cuentas, el precio para profesionales en el mercado español no será muy diferente de los 57.990 euros en Alemania. En cuanto a las ayudas a las que opta el Opel Movano-e en España, el Plan MOVES III prevé 7.000 euros de ayuda para una furgoneta eléctrica, y en el caso de entregar una antigua para achatarramiento, hasta 9.000 euros. Además, el concesionario deberá aplicar un descuento obligatorio de 1.000 euros. Por lo tanto, el precio más bajo al que se podría adquirir es de 47.990 euros, suponiendo el mismo PFF que en Alemania.

Compártelo: