El primer vehículo ciberseguro del mundo es una moto eléctrica fabricada en España

La marca vizcaína NUUK mobility Solutions se ha convertido en la primera empresa de automoción del mundo en superar el test EUROCYBCAR basado en la reciente norma UNECE/R155 que establece los requisitos mínimos de seguridad que debe cumplir un vehículo. Lo ha conseguido para su principal modelo de moto eléctrica, CargoPro con lo que se convierte en el primer «vehículo ciberseguro» del mundo. Aenor se encargará de auditarlo y certificarlo con una validez de tres años.

En la última década, la tecnología implementada en los vehículos que permiten disfrutar de nuevos servicios y opciones, ha abierto también nuevas posibilidades para infligir delitos circunscritos antes a otros ámbitos como la informática. Puertos USB, tecnologías de comunicación inalámbricas como el WIFI, Bluetooth o NFC han provocado secuestro de vehículos, robos de datos personales, hackeos del control de vehículos y otros delitos, alguno de los cuales puedes conocer más en esta página de EUROCYBCAR.

Esto ha provocado que la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE) haya desarrollado una normativa de ciberseguridad para vehículos: la UNECE/R155, vigente desde enero de 2021 y que establece los requisitos mínimos de ciberseguridad que debe cumplir un vehículo que se homologue desde julio de 2022 y que se comercialice a partir de julio de 2024 en los países adheridos a la normativa.

El test EUROCYBCAR y la metodología ESTP

EUROCYBCAR, empresa con sede en Vitoria, ha desarrollado y patentado el primer test en el mundo que mide y evalúa el nivel de ciberseguridad de un vehículo, empleando la metodología ESTP y siguiendo lo requerido por la UNECE/R155.

-De acceso físico: se evalúa la manipulación a través del puerto OBD de la dirección o los frenos, o la posibilidad de introducir un virus por uno de los puertos USB disponibles.

-De acceso remoto: se analizan los sistemas de comunicación inalámbricos como el Bluetooth para enlazar el vehículo con los móviles, el acceso a Internet por WIFI o el sistema keyless para la apertura del coche con el fin de verificar si está en riesgo la seguridad del coche o los datos privados de los usuarios.

-Pruebas de aplicaciones: se  comprueban las vulnerabilidades tanto de las aplicaciones integradas en el vehículo como las apps oficiales de las marcas que los usuarios se pueden descargar en sus propios  dispositivos. Estas aplicaciones tienen acceso a funciones como poner el marcha el motor, el encendido de la calefacción o datos como el kilometraje o rutas seguidas.

La metodología ESTP analiza hasta 70 amenazas específicas de ciberseguridad, sometiendo al vehículo a tres tipos de pruebas: de acceso físico, de acceso remoto y de aplicaciones Estas pruebas se realizan en el laboratorio técnico que EUROCYBCAR tiene ubicado en Vitoria-Gasteiz.

Es importante señalar que esta normativa no contempla las motocicletas, ya que la UNECE considera que no están suficientemente conectadas, pero EUROCYBCAR ha demostrado con estas pruebas que estos vehículos también están conectados y son susceptibles de ser atacados, por lo que la normativa debe incluir a los ciclomotores y motocicletas.

La colaboración entre empresas, clave

También es interesante resaltar que este resultado es fruto de la colaboración entre las empresas vascas NUUK Mobility Solutions y EUROCYBCAR tal y como explica Ixone Busturia, directora adjunta de NUUK. «Es un orgullo que NUUK sea la primera marca en el mundo en obtener el certificado de Ciberseguridad para Vehículos que emite AENOR, según los requisitos de la normativa UNECE/R155. Nos genera mucha tranquilidad contar con el conocimiento de EUROCYBCAR que, durante meses, ha puesto a prueba y propuesto mejoras para que NUUK llegue con éxito a este momento histórico y juntos estemos estableciendo las bases de un futuro más ciberseguro para la sociedad» 

NUUK CargoPro, primer vehículo ciberseguro del mundo

Por el otro lado, Azucena Hernández, CEO de EUROCYBCAR insiste en este último punto «contar con AENOR nos permite seguir avanzando y dar un paso más hacia nuestro objetivo de lograr una movilidad cibersegura para que los conductores y pasajeros viajen a bordo de vehículos ciberseguros, porque está en juego su privacidad, pero, sobre todo, sus vidas».

Fuente Eurocybcar

Compártelo: