El Gobierno ha solicitado que España albergue la nueva gigafábrica de baterías de Stellantis

Hace apenas unos días, Carlos Tavares, director ejecutivo del grupo Stellantis, advertía del riesgo que corre España de perder futuras inversiones debido a la poca visión de las autoridades públicas. Nuestro país es actualmente el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa, solo por detrás de Alemania, pero por delante de Francia, Italia y Reino Unido.

En 2021, los automóviles enchufables (BEV+PHEV) tuvieron una cuota de mercado del 7,8% en España, por debajo del 10% de media logrado por la Unión Europea. Esto podría provocar la pérdida de puestos de trabajo e incluso de futuras factorías, pues un mercado con poca demanda interna no es atractivo para los fabricantes.

«La pregunta a la que se enfrenta España es: ¿quiere perder lo que ha conseguido en los últimos 20 o 30 años? ¿O quiere que sea fructífero? Esto obviamente depende mucho de la velocidad y la dinámica que el gobierno español quiera estimular. Si no se mueve rápido, ese trabajo corre el riesgo de perderse porque las cosas van muy, muy, muy rápido.

España no es uno de los estados europeos que se han movido rápido. También vemos que en España la proporción de ventas de vehículos eléctricos es menor que en otros lugares. Puede haber más aprensión pública. El plan de recuperación europeo está ayudando a España y Stellantis está bastante abierto a discutirlo con el gobierno español. Pero por el momento, no hemos sido solicitados por el gobierno».

Stellantis ya ha confirmado la ubicación de sus dos primeras plantas de baterías

Este último punto, que hace referencia a la aparente falta de interés de las autoridades en atraer la tercera gigafábrica de baterías de Stellantis (las dos primeras se situarán en Alemania y Francia), ha sido sin embargo desmentido en las últimas horas por el secretario general de Industria y PYMES, Raúl Blanco. «Sí que lo hemos pedido».

Blanco ha asegurado que el Gobierno tiene «total interés en que Stellantis y todos los grupos del sector participen en el PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado, que esperamos sacar a licitar en las próximas semanas. El diálogo es continuo con Stellantis y todos los grupos del sector«.

Lo cierto es que, en las últimas semanas, la estrategia del Gobierno para estimular la demanda de vehículos eléctricos ha sido duramente criticada por numerosos actores, incluyendo Wayne Griffiths, máximo responsable de SEAT. Las críticas se centran en una burocracia que lastra por completo los planes de ayudas estatales, algo que contrasta con la agilidad con la que se conceden las subvenciones en otros países.

Fuente | Motor.es

Compártelo: