Navarra apuesta por cubrir los canales con paneles solares para ahorrar agua y producir electricidad

El año pasado os hablábamos de un proyecto que buscaba solucionar dos problemas de un golpe. Por un lado aumentar la producción de energía solar, y por otro reducir la pérdida de agua potable en los canales cubriéndolos con placas solares. Ahora Navarra se ha lanzado a cubrir el Canal de Navarra con una enorme instalación fotovoltaica.

El gobierno de la comunidad ha diseñado un proyecto que tendrá una inversión de 147 millones de euros y cuyo objetivo es producir más energía limpia utilizando la infraestructura ya existente en una comunidad donde solo el 20% de la energía procede de las renovables.

Para hacernos una idea de la magnitud del proyecto, esta gigantesca obra supondrá añadir 160 MWp, y duplicar la producción de energía fotovoltaica de Navarra. En total se instalarán placas fotovoltaicas sobre el canal a lo largo de un tramo de 57 kilómetros.

Gracias a esta, una vez terminada la instalación permitirá optimizar la infraestructura del propio canal, evitando la pérdida de agua por evaporación en un 30 % y además añadiendo una ingente cantidad de energía limpia a la red eléctrica.

Según los datos que maneja la empresa constructora, la producción total de la primera fase estaría garantizada a través del consumo de los edificios públicos del Gobierno de Navarra. Si la infraestructura llega a construirse tal y como está proyectada en estos momentos, podrán recibir un suministro de hasta 52GWh/año, un 25% de la producción total prevista.

La financiación correrá en un 90% a cargo del Banco Europeo de Inversiones, siempre y cuando el consumo proceda de instituciones públicas de la totalidad de la energía generada.

Imagen: Cortesía de Citizen Group

Compártelo: