Tesla congela el desarrollo de su coche eléctrico asequible

En septiembre de 2020, durante el Tesla Battery Day, Elon Musk anunció que la compañía planeaba lanzar para 2023 un coche eléctrico más asequible que el actual Model 3. Este modelo, que se diseñaría y fabricaría íntegramente en Giga Shanghái (China), tendría un precio de partida objetivo muy atractivo: desde 25.000 dólares.

Lo cierto es que, desde entonces, apenas se han revelado nuevos datos del esperado automóvil más allá de la confirmación de que, al igual que los Model 3 y Model Y de acceso, contará con unas baterías LFP (litio-ferrofosfato), una química que si bien ofrece una densidad energética inferior a las típicas NCM y NCA, a cambio disfruta de una longevidad superior y un coste más bajo.

Algunos rumores apuntaban incluso a que, en lugar de recurrir a CATL (su actual proveedor de celdas LFP), Tesla estaría interesada en equipar al nuevo modelo con las novedosas baterías Blade de BYD. Aunque tampoco se ha especificado qué plataforma empleará, es de esperar que se opte por una versión acortada de la utilizada en los Model 3 y Model Y con el objetivo de reducir costes.

Aparentemente, Tesla tendría interés en replicar la estrategia seguida con sus hermanos mayores (Model 3/Model Y, Model S/Model X) y lanzarlo con dos tipos de carrocería: un hatchback y un SUV. Así, este ambicioso modelo (conocido por la prensa como Model 2, Model C o Model Q) tendría el potencial de convertirse en el principal superventas de la compañía a nivel mundial, superando incluso a los Model 3 y Model Y.

Tesla no está trabajando en un coche eléctrico de 25.000 dólares

Sin embargo, Elon Musk ha echado un jarro de agua fría sobre los aficionados y potenciales compradores al anunciar que el proyecto está, por el momento, congelado. «En este momento no estamos trabajando en un automóvil de 25.000 dólares», ha confirmado el ejecutivo durante la presentación de los últimos resultados financieros de la compañía.

Todavía no está claro a qué podría deberse este sorprendente movimiento. Si bien algunas fuentes señalan que Tesla actualmente estaría priorizando sus proyectos previos (Cybertruck, Model Y structural, Semi, Roadster…), que acumulan importantes retrasos, otros señalan que el «Model Q» en realidad podría no estar congelado, siendo la intención de Musk con este anuncio no perjudicar las ventas de su gama actual.

En cualquier caso, Tesla ha confirmado oficialmente que durante el año 2022 no lanzará ningún modelo nuevo, centrándose en los que actualmente se encuentran en producción. Esto afectará directamente a la Cybertruck, que debido a los actuales cuellos de botella en el suministro de componentes, llegará «con suerte» en 2023.

Compártelo: