¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El polémico Hiriko regresa de entre los muertos: una microempresa quiere fabricarlo en Navarra

Corría el año 2010 cuando FCE informó por primera vez del proyecto Hiriko, que buscaba producir un pequeño coche eléctrico «plegable» capaz de adaptar su longitud a las necesidades del usuario. Desarrollado en colaboración entre el equipo «Smart Cities» del MIT y un grupo de empresarios de País Vasco, el programa recibió unos 19 millones de euros en ayudas públicas para I+D.

Sin embargo, este prometedor proyecto terminó en escándalo, pues tras la quiebra de Afypaida (la empresa encargada de la creación del Hiriko) en 2013 se supo que existían conexiones entre el PNV y el grupo de empresarios detrás del proyecto, los cuales no tenían ninguna experiencia en el sector. El juzgado de lo Mercantil de Vitoria declaró en 2017 a Jesús Pancracio Echave, Iñigo Antia, José Luis Bengochea y Fernando Achaerandio responsables de la bancarrota.

Sin embargo, la causa penal por delitos de malversación, apropiación indebida y fraude de subvenciones fue archivada en 2019 por la Audiencia de Álava, pues no se pudo demostrar que los promotores crearan una trama societaria para obtener financiación pública y enriquecerse de forma ilícita con el proyecto de Hiriko.

Curiosamente, el Hiriko vuelve a estar ahora de actualidad debido a que la microempresa navarra NTDD (New Digital Diesel Technology), que se hizo con los restos de algunos prototipos en 2018, va a liderar un proyecto estratégico del Gobierno de Navarra que supondrá una inversión de 1,3 millones de fondos públicos hasta el año 2024.

El Hiriko fue diseñado para entornos urbanos

El «nuevo» Hiriko se llamará Lakota

Partiendo de las piezas subastadas tras la sentencia condenatoria, NTDD aspira a desarrollar una familia de modelos por una fracción del coste que se llevó consigo el Hiriko original. El objetivo es emplear tecnología eléctrica actualizada y menos piezas que el modelo de partida, haciéndolo más sencillo de fabricar.

La subasta permitió a NTDD acceder al «know how» de sus predecesores. La microempresa, que se ha hecho también con los concepts Hiriko Fold e Hiriko Alai, tiene «poca experiencia» en el diseño de automóviles. En un principio, ya se encuentra construyendo varios prototipos que mezclan piezas del Hiriko original con nuevos componentes.

Hiriko Alai

NTDD quiere desarrollar dos chasis (uno rígido y otro plegable) y tres carrocerías (biplaza cerrado, buggy descapotable y furgoneta). El modelo comercial, con chasis rígido, será la base del proyecto MOSIC (Movilidad Sostenible, Inteligente y Conectada en sistemas última milla) impulsado por el Gobierno de Navarra. Unos 270.000 euros de los 1,3 millones asignados al proyecto MOSIC irán a NTDD.

En paralelo, también ha recibido 63.000 euros para el desarrollo del Lakota, un cuadriciclo eléctrico que (entendemos) se basará en los Hiriko Fold (biplaza cerrado) y Alai (buggy descapotable). Medios como el Diario de Navarra se han mostrado extremadamente escépticos debido a los limitados recursos y experiencia de NTDD, que tendrá que encargarse de diseñar, homologar, industrializar y producir los vehículos. La microempresa, especializada en la potenciación de motores turboalimentados, también comercializa cuadriciclos eléctricos procedentes de China.

Fuente | Diario de Navarra

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame