Lucid Motors contará con 3.400 millones de dólares en Arabia Saudí para su segunda fábrica

Ya es oficial, Lucid Motors ha firmado acuerdos con varias entidades de Arabia Saudí para establecer su segunda fábrica. Uno de los accionistas de Lucid Motors es el fondo soberano de inversión saudí, que está inyectando cantidades astronómicas de petrodólares para diversificar la economía y que pueda bastarse solita aunque deje de fluir el petróleo y el gas. Una de las patas de esa diversificación es el automóvil.

Los saudíes han encargado a Lucid que les suministre entre 50.000 y 100.000 coches, empezando las entregas este mismo año a un ritmo inicial bajo, de 1.000 a 2.000 unidades. La automovilística ya cuenta desde hace meses con oficinas en la capital, Riad, y la fábrica se establecerá en la Ciudad Económica Rey Abdalá, a las puertas del Mar Rojo y el Canal de Suez.

Lucid contará con 3.400 millones de dólares a lo largo de 15 años, que serán aportados por el fondo soberano saudí (PIF), la Ciudad Económica Rey Abdalá (KAEC), el Ministerio de Inversiones de Arabia Saudí (MISA), el Gulf International Bank (GIB), el Fondo de Desarrollo Industrial Saudí (SIDF), etc. Que no sea por falta de fe ni de dinero.

En la fábrica saudí trabajarán hasta 4.500 personas y la capacidad prevista es de 155.000 unidades anuales. Los trabajos de construcción comenzarán este mismo año y se espera que esté operativa en 2025. La fábrica «bautizada» como AMP-2 inicialmente se ocupará de la finalización de kits de montaje (CKD) enviados desde AMP-1 en Casa Grande (Arizona, EEUU), pero acabará fabricando coches completos según crezca el parque local de proveedores -actualmente es casi inexistente-.

La producción inicial de la fábrica será para Medio Oriente, aunque tiene potencial de acabar exportando coches a Europa por su mayor cercanía geográfica y el fácil acceso al Mar Rojo. Desde luego tienen intenciones de exportar a «mercados globales». Combinando la capacidad de AMP-1 y AMP-2, Lucid Motors espera tener una capacidad combinada de medio millón de unidades en la segunda mitad de la década.

Para Lucid Motors este espaldarazo financiero es una bendición de Alá, pues la crisis de suministros ha impactado duramente en su cotización bursátil. Lucid se mueve por pequeños hitos, ya ha inaugurado su primera tienda en Europa, acumula un volumen de más de 30.000 reservas -el pedido de los saudíes va por otro lado- y triplicaron en el primer trimestre -aunque fueron solo 360 coches- sus primeras entregas -125 coches-. Este año esperan fabricar entre 12.000 y 14.000 unidades.

Compártelo: