Nissan sorprende con el lanzamiento este verano del Sakura. Un coche eléctrico de bajo coste con tecnología V2G solo para Japón

Sin previo aviso ni rumores que lo hayan precedido, Nissan ha confirmado que este verano lanzará su primer coche eléctrico desde la era del LEAF o la e-NV200. Se trata del Sakura. Un compacto similar por tamaño a un Smart forfour que quiere convertirse en una alternativa de movilidad en las ciudades.

De momento parece que el Sakura sólo estar disponible en Japón. Pero sus características lo hacen candidato a ser exportado. Además no es un prototipo demostrativo ni un concepto de futuro, sino que comenzará sus entregas este mismo verano.

Se trata de un compacto de 3.39 metros de largo y apenas 107 litros de capacidad en su maletero. Un espacio interior donde se ha primado la comodidad de los ocupantes frente a las posibilidades de llevar algo de carga en la parte trasera en un modelo que destaca también por su bajo peso, apenas 1.070 kilos.

La propulsión corre a cargo de un pequeño motor de 47 kW (64 CV) y 195 Nm de par, que le impulsan hasta una velocidad máxima de 135 km/h. Este se alimenta de una pequeña batería de 20 kWh, que según el ciclo de prueba de vehículos ligeros armonizados a nivel mundial (WLTC) le otorgan una autonomía de 180 km con cada carga, o un consumo medio de apenas 11.1 kWh a los 100 km.

Puede cargar su batería en 8 horas con una toma de corriente alterna, y también contará con carga en continua que le permitirá pasar del 10% al 80% en 40 minutos.

Una batería que tendrá la peculiaridad de contar con un sistema de carga bidireccional, lo que permitirá convertir al vehículo en un generador eléctrico móvil, para por ejemplo servir de soporte en un desastre natural o en un accidente, o también para cargar otros vehículos e incluso alimentar las necesidades de una vivienda.

Fiel a su espíritu urbano, el Sakura cuenta con un radio de giro de 4.8 metros, lo que le permitirá maniobrar de una forma ágil en la ciudad. Además no renuncia a elementos como el sistema ProPILOT Park, que facilita todavía más la labor de aparcar al hacerlo de forma automática del coche.

Una propuesta diferente que saldrá a la venta este verano en Japón con un precio de 17.200 euros antes de ayudas. Unas ayudas que permitirá a los interesados poder hacerse con una unidad por apenas 13.100 euros al cambio. Una cifra realmente interesante para un modelo compacto, urbano y con un diseño bastante moderno que sin duda podría hacerse un hueco en el mercado europeo.

 

Compártelo: