Noruega sigue marcando el camino. 7.207 coches eléctricos y 982 híbridos enchufables en abril (84,2% del mercado)

Cuando un país va muy por delante de los demás, podemos ver el futuro con más claridad. Como la referencia de Japón no encaja mucho con nuestra realidad, Noruega nos proporciona una visión más nítida aunque sea un mercado «a escala». Las políticas proeléctricos siguen dando resultado, ya que tres cuartas partes del mercado corresponden a coches eléctricos -excluyendo los híbridos-, 7.207 unidades en abril.

Respecto a marzo (13.983 unidades) la bajada es importante, pero una vez más hay que recordar el efecto numérico de Tesla al hacer muchas entregas al final del trimestre, concretamente 5.001 unidades (sin ellas, 8.982). Por otra parte, resulta curioso que el mercado noruego prácticamente está plano desde el año pasado, porque en abril de 2021 fueron 7.229 coches eléctricos (-0,3%). Faltan coches de fábrica.

El mercado en general cayó en Noruega, con 9.725 turismos (-26,1%) en total. Si nos vamos al resultado cuatrimestral, el mercado ha caído en general un 15%, pero los coches eléctricos aumentaron su número un 28,9% interanualmente. Pero la tendencia no es solamente que los eléctricos se hacen mayoritarios, es el descenso en el interés por los híbridos.

El Tesla Model Y sigue siendo el líder provisional en lo que va de año, con 3.373 unidades y un 8% de cuota de mercado

Según van mejorando las autonomías de los nuevos modelos a batería y la capacidad de recarga rápida, lo de tener un motor de combustión como comodín es menos interesante. En abril las matriculaciones de híbridos enchufables cayeron un 70,4% respecto a abril de 2021. También cayeron los híbridos no enchufables o autorrecargables, un 22,8% menos. Gasolina y diésel van camino de la irrelevancia.

Los modelos más vendidos -en general- han sido Volvo XC40 (620 uds), Skoda Enyaq iV (485 uds), Volkswagen ID.4 (440 uds), BMW iX (348 uds), Polestar 2 (332), Ford Mustang Mach-E (317 uds) y Audi e-tron (316 uds). Tampoco extraña esta obviedad, el top 10 corresponde a modelos eléctricos también en el acumulado del año.

Estos datos podremos verlos en España, pero dentro de unos años. De momento, los híbridos se venden aquí muchísimo mejor que los eléctricos, y los térmicos de gasolina, diésel y GLP/GNC están lejos de tocar suelo. Los eléctricos tienen mejor aceptación a largo plazo, pero a corto plazo la tostada se la están llevando los híbridos. Con mejor contexto económico, mejor oferta, y una red de puntos de recarga más capilarizada, se invertirán las tornas. Ya ocurre «en el futuro».

Fuente | OFV.no

Compártelo: