Tesla abre las reservas del Semi y cierra las de Cybertruck a europeos y chinos

La gama de vehículos industriales de Tesla todavía no ha salido al mercado, pese a que se empezó a conocer hace ya cinco años. Fue en 2017 cuando conocimos su tractocamión eléctrico, Semi, y en 2019 su revolucionario pick-up eléctrico, Cybertruck. Pero todavía no se fabrican porque literalmente no ha sido posible. Sin pillarse los dedos con las fechas, parece que empezaremos a verlos en 2023. Mientras tanto, los Freightliner eCascadia y Volvo VNR ya van por su «versión 2.0» y han pisado las carreteras con carga real.

Ya es posible hacer reservas del Tesla Semi. En el mismo momento de la reserva hay que soltar 5.000 dólares, y en cuestión de días otros 15.000, a partir de ese momento queda formalizada. Aquellos que encarguen más de un Semi tendrán que adelantar otros 20.000 por camión. Solo los primeros 5.000 dólares son reembolsables, el que luego se eche atrás pierde el resto de la reserva.

El fabricante aclara a los clientes que la reserva es como coger sitio en la cola de la carnicería: «Al hacer su reserva, se asegura una prioridad aproximada en su pedido de Tesla Semi. El tiempo de procesamiento puede depender en la planificación del desarrollo, manufactura y producción, entre otros factores». Sabemos que empresas como PepsiCo y Walmart hicieron pedidos con anterioridad.

El CEO de PepsiCo, Ramon Laguarta, aseguró a finales de 2021 que Tesla le entregaría 15 Semi antes de terminar el año. No hemos visto ni uno solo de esos Semi circulando

Y mientras el Semi ya se puede reservar, los europeos y los chinos van a tener que esperar a hacer nuevas reservas del Cybertruck, ya que se han cerrado para ambos mercados. Sigue pudiéndose reservar en Norteamérica, mientras Giga Austin se prepara para poder producir en serie. El acumulado de reservas rondaría en estos momentos los 1,5 millones, lo cual significa la producción de varios años si todo eso se traduce a pedidos formales.

Cuestiones relacionadas con homologación o normativa pueden explicar este cierre. En China desde luego no saldría a cuenta importar el Cybertruck por los aranceles, lo suyo es fabricarlo localmente en Giga Shanghai. En cuanto a Europa, es un vehículo demasiado grande, estaría bien contar con algo más pequeño, y desde luego que cumpla con las condiciones de nuestro mercado -aparte de la prueba de gases, que seguro que la supera-.

Seguramente con el Tesla Semi no habrá especulación, pero con el Cybertruck seguro que sí. Ya está pasando con los Rivian R1T, quien no quiera esperar varios meses siempre puede comprar una prácticamente nueva con un bestial sobreprecio. En cuanto a Ford F-150 Lightning, algunos concesionarios son los que meten el sablazo de hasta el 50% de su precio recomendado en forma de dealer markup. No es algo con lo que Ford esté precisamente cómodo como fabricante…

Compártelo: