10.000 Volkswagen ID.3 e ID.4 se llamarán a revisión por envejecimiento prematuro de sus baterías

Al fabricante de Wolfsburgo le ha vuelto a ocurrir, se ha dado cuenta que algunos modelos han sido afectados por celdas de batería que no deberían haber pasado el control de calidad, pero reacciona a tiempo. Unas 10.000 unidades de Volkswagen ID.3 e ID.4 fabricadas en Europa (3.000 ruedan en Alemania) presentan una descarga prematura de las celdas.

Esto implica que la autonomía se reduce incluso sin haber utilizado el coche, o que en determinadas condiciones -baja carga de batería y alta demanda de potencia- el sistema eléctrico puede cortar el flujo de corriente al motor hasta que la situación se estabilice. El origen del problema está en un defecto de fabricación por parte de uno de los proveedores, supuestamente LG.

Hagámonos a la idea de que un Volkswagen ID.3 con las baterías de 58 kWh tiene en su interior 216 celdas (repartidas en 9 módulos de 24 celdas), y con que una sola pierda el balance con los demás la electrónica de protección puede entrar en funcionamiento. Los coches disponen de un servicio de diagnóstico con aviso al fabricante, por lo que se ha podido obtener una cifra de coches afectados.

Los detalles los revela la empresa alemana Nextmove, que ha tenido la cortesía de poner subtítulos en inglés al vídeo (a partir del minuto 15:28). El fabricante no les ha aclarado si están afectados otros modelos de la plataforma MEB como son Skoda Enyaq iV, Audi Q4 e-tron o Cupra Born. Los propietarios de los coches afectados serán contactados uno por uno. En cuanto a los coches que no comparten datos con Volkswagen, el fabricante puede que los llame a revisión si cree que pueden estar afectados también.

La llamada a revisión requiere dejar el coche un día en un servicio técnico, porque tienen que inspeccionar todos los módulos de batería y reemplazar aquellos que no estén conformes a la especificación de Volkswagen. Con la Volkswagen ID. Buzz el problema se detectó en fábrica, pero esta vez hablamos de coches que están circulando por las calles. Lo importante es que el fabricante responda y tome las acciones necesarias.

Como bien recuerdan en Nextmove, la industrialización masiva de los coches eléctricos y las baterías hará que estos problemas puedan ocurrir de vez en cuando, pero que es mejor que aparezcan durante el periodo de garantía y que los propietarios no tengan que correr con los gastos a consecuencia de fallos de diseño, errores en el proceso de producción o cualquier otro tipo de problema que les sea totalmente ajeno.

Fuente | Nextmove

Compártelo: