Francia cree que Europa debería copiar el sistema de ayudas de EEUU y limitarlas a los coches eléctricos fabricados en la UE

Bruno Le Maire, el ministro de Finanzas francés, afirma que la Unión Europea debe restringir las ayudas a la compra de coches eléctricos a aquellos modelos fabricados en el continente, una medida que buscaría responder a la decisión de Estados Unidos de limitar este tipo de subvenciones a los automóviles producidos en Norteamérica.

Este giro proteccionista probablemente no busque únicamente plantar cara a Estados Unidos, sino también defender la industria local frente a los fabricantes de origen chino, que en los últimos años han comenzado a desembarcar en nuestro mercado. Algunas firmas como MG, perteneciente al grupo SAIC, están ganando tracción con enorme rapidez.

«Puede que sea el momento de reservar las ayudas para automóviles eléctricos producidos en territorio europeo o para vehículos que cumplan estricta y rigurosamente con los nuevos estándares ambientales. Necesitamos jugar con las mismas reglas si queremos defender nuestras industrias, nuestros trabajos y nuestra tecnología. Creo que es hora de que comencemos a pensar en esta idea en Europa«.

La portavoz de la Comisión Europea, Miriam García Ferrer, llegó a advertir en su momento de que las medidas tomadas por Estados Unidos podrían infringir las normas de la OMC (Organización Mundial del Comercio). «Pensamos que es discriminatorio, que se está discriminando a los fabricantes extranjeros frente a los estadounidenses. Por supuesto, esto sería incompatible con la OMC».

Renault Megane E-TECH Eléctrico

El Estado francés es accionista de Renault y Stellantis

«Debemos asegurarnos de que las medidas introducidas sean justas y no discriminatorias. Así que seguimos instando a Estados Unidos a que elimine estos elementos discriminatorios del proyecto de ley y se asegure de que cumpla plenamente con la OMC». Fabricantes de baterías como CATL, LG Energy Solution o Samsung SDI ya están buscando ubicaciones para levantar nuevas plantas en suelo norteamericano.

El Estado francés actualmente es accionista del Grupo Renault y Stellantis, lo que explica el enorme interés estratégico de proteger la industria local frente a la extranjera. Y es que modelos chinos como el MG4 Electric resultan hasta 10.000 euros más asequibles que rivales como el Renault Megane E-TECH Eléctrico a igualdad de autonomía.

Este movimiento podría animar a las empresas extranjeras (chinas, principalmente) a construir plantas en Europa. Algunas como BYD y Great Wall ya tienen planes para ello, mientras que otras como SAIC por el momento no han anunciado nada al respecto.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: