¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El pago con tarjeta bancaria en los puntos de recarga empieza su despegue en España

Se trata de una de las peticiones más antiguas de los propietarios de coches eléctricos. Y es que a diferencia de una gasolinera, en una estación de carga había que descargarse una app, conseguir un llavero, una tarjeta RFID…pero no se podía pagar directamente. Eso ha comenzado a cambiar y redes como la de Iberdrola y la de Zunder han comenzado a aceptar este tipo de pagos directos.

De esta forma los clientes simplemente tendrán que llegar a la estación, seleccionar el formato con el que quieren cargar, aplicación o tarjeta, y comenzar su sesión. Un formato ideal para los menos avanzados en cuestiones tecnológicas, pero también que facilitará el trabajo a los turistas que nos visiten.

Dos son las empresas que han comenzado a aplicar este formato. Una de ellas es Zunder, que esta misma mañana ha confirmado el inicio del funcionamiento de su primera estación, la situada en Torquemada, Palencia, que ya ha sido activada.

Tras ella se comenzará a adaptar la red con el objetivo de que todos los puntos instalados en España tengan sistema de pago por tarjeta para noviembre. Zunder usará la tecnología de Getnet, la filial de PagoNxt, empresa tecnológica del Banco Santander. Mediante este proyecto, Getnet ha habilitado los postes de carga para que acepten el pago con tarjeta o móvil sin contacto, únicamente acercándolo al terminal de pago (TPV). Esto significa que la persona que va a utilizar los cargadores de Zunder no necesita registro ni facilitar datos personales.

En cuanto al coste, desde Zunder nos han dicho que habrá una comisión por el servicio que se trasladará al coste de la recarga, y que será de 0.05 euros por encima de la tarifa normal. Por lo tanto, será más barato cargar con la app, pero hacerlo con la tarjeta bancaria tampoco será un quebranto económico.

La visión de Iberdrola

La otra gran red que está apostando por este formato es Iberdrola. Esta ha comenzado a instalar estaciones de carga ultrarrápida en colaboración con el Grupo Volkswagen.

Estas estaciones cuentan con potencia de 250 kW, a dividir entre dos puntos su hay dos vehículos, y destacan además de disponer de pago con tarjeta bancaria, también por contar con una batería de respaldo de 193 kWh, que reduce el impacto en la red del uso de la estación.

Pero hay una importante diferencia respecto al caso anterior, y es que el cliente que opte por el pago con tarjeta tendrá una enorme penalización respecto al pago con la aplicación. En este caso con la app el precio del kWh es de 0.55 euros, mientras que con la tarjeta se dispara hasta los 0.89 euros. Un 62% más.

Lo importante sin duda es que los operadores empiezan a darse cuenta de que el pago con tarjeta bancaria es un aspecto fundamental para el correcto despliegue de la movilidad eléctrica. Eso si, queda por explicar por qué en el caso del pago en una gasolinera cuando repostamos un coche de combustión no hay diferencia entre el pago con tarjeta y el efectivo, y en el caso de la carga esta vaya del 10% al 62%.

Fuente | Zunder

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame