¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

BMW comienza las pruebas con las celdas de electrolito sólido de Solid Power. Pero, ¿cuándo llegarán a producción?

En 2017 BMW iniciaba una inversión en el desarrollador de baterías de electrolito sólido Solid Power. Una colaboración a la que posteriormente se han unido otros grupos como Ford. Pero han sido los alemanes los primeros en recibir las primeras celdas de prueba justo antes de terminar el año. Pero la pregunta es cuándo llegarán a producción. Parece que habrá que esperar bastante.

Y es que el electrolito sólido se ha convertido en una de las grandes esperanzas para muchos. Pero una esperanza que se va diluyendo en el tiempo y que a pesar de las expectativas, todavía parece que faltan unos años para comenzar a verlas instaladas de forma masiva.

En este caso la inversión tampoco anima al optimismo. BMW pagará a Solid Power 20 millones de dólares hasta 2024 para poder acceder a su tecnología y poder realizar sus propias pruebas. Una inversión que parece pequeña si la comparamos con los miles de millones que suele arrastrar este tipo de investigaciones.

Solid Power ha indicado hace unos meses que entregaría celdas de prueba a BMW y Ford antes de finales de este 2022. Algo que en el caso de BMW ha cumplido. Unas celdas con las que el fabricante alemán espera poder tener un primer prototipo funcional en 2025, con un modelo de producción previsto para 2030.

¿Qué mejor que el electrolito sólido? Electrolito sólido y sodio con mayor densidad para baterías más económicas

El objetivo es el desarrollo de un tipo de batería que logre una mejora del 30% en la autonomía de los vehículos, y permita acceder a potencias de carga más rápidas. Aspectos a los que podemos sumar su mayor seguridad y menor dependencia de materiales raros o costosos.

Como vemos, unos plazos y unos objetivos que no son precisamente optimistas, y que avisan de que el electrolito sólido no será una tecnología milagrosa ni tampoco que vaya a ser una solución a corto plazo.

Unas fechas como las que maneja BMW, durante las cuales otras tecnologías ya desarrolladas podrán continuar con su evolución, con mejor densidad energética y mejores precios, lo que puede hacer diluirse el potencial del electrolito sólido poco a poco.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame